Joven egresado de maestría revitaliza el zapoteco a través del cómic

Compartir:

El oaxaqueño David Eduardo Vicente Jiménez sabe que para preservar las lenguas maternas es necesario abrir nuevos espacios de difusión y por esa razón, desde hace tres años emprendió la colorida e ilustrativa aventura de llevar al cómic una historia en zapoteco.

Oriundo de Juchitán de Zaragoza y criado en San Blas Atempa, ubicado en el Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, el joven egresado de la Maestría en Estudios Amerindios y Educación Bilingüe de la Facultad de Filosofía de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) señaló que el esfuerzo por mantener vivo el zapoteco ha sido enorme.


“Desde lo que nos toca hacer, que consiste en estudiar e investigar aspectos de las lenguas maternas, también nos hemos dado a la tarea de hacer un cómic con personajes propios y en nuestra lengua madre, que es el zapoteco”, refirió el investigador social.

Este proyecto comenzó hace tres años, aproximadamente, y hoy lo consolida poco a poco desde el Laboratorio de Educación y Mediación Intercultural de la Facultad de Filosofía de la UAQ, relató en entrevista con Notimex, en el marco del Día Intrernacional de las Lenguas Indígenas, que se celebra el 21 de febrero de cada año.

“En el laboratorio realizamos actividades interdisciplinarias para revitalizar las lenguas indígenas, es decir, fortalecer su desarrollo tanto en la academia como en la sociedad”, refirió Vicente Jiménez, quien llegó a Querétaro hace algunos años para estudiar la maestría en la UAQ.

El trabajo en el laboratorio busca que no sólo se genere investigación, sino que se profundice en hacer un vínculo real con la comunidad y que haya más participación humana con los miembros de las diferentes comunidades de todo el país, de ahí el surgimiento del cómic.

El impulsor de la lengua zapoteca explicó que su proyecto comenzó con la traducción a esa lengua original de comics tradicionales como Batman, Linterna Verde, El Hombre Araña, Flash, Iron Man y Cíclope, pero después concibió la idea de crear personajes que dieran identidad.

“Esos primeros cómics fueron traducidos al otomí, triqui, tepehuano y zapoteco, para incentivar el orgullo de hablar estos idiomas y visibilizarlos en la sociedad contemporánea”, dijo.

Las traducciones fueron elaboradas por los entonces estudiantes de posgrado David Eduardo Vicente Jiménez, Inocencia Arellano, José Manuel Hernández y Miriam Martínez, quienes son hablantes de lenguas indígenas y estuvieron encargados de adaptar las frases a los contextos de las comunidades.

En su búsqueda por crear personajes nacionales, que dieran identidad y se adhirieran al proyecto de revitalizar las lenguas maternas, el joven investigador creó a a Ome Lexu (Hombre Conejo), un súper héroe que posee las virtudes de la rapidez y la fuerza parea combatir el mal.

“La lucha de Ome Lexu es con lagartos gigantes que se multiplican para hacer el mal a la comunidad, por lo que se agregan al combate dos personajes: Ome Be´dxe (Hombre Jaguar) y Ome Gueu´ (Hombre Coyote)”, explicó al agradecer públicamente a Alonso Hernández Gallegos y Alfonso Islas, quienes lo apoyaron con la parte gráfica.

El objetivo es que este comic sea difundido entre las niñas y niños de México, no solo de Querétaro y Oaxaca, a fin de que consoliden la identidad, ante el avasallador mensaje mediático que los menores reciben a diario de héroes extranjeros con poderes increíbles.

Vicente Jiménez señaló que su ilustrativa obra ha sido difundida en diferentes foros de rescate de las lenguas maternas, pero no ha recibido el apoyo financiero para ser masificado como un cómic.

“Actualmente es utilizado en algunas clases de licenciatura o maestría en la Facultad de Filosofía de la UAQ y yo mismo he difundido el material en formato PDF a quienes deseen leerlo o utilizarlo para alguna finalidad didáctica o lúdica”, detalló.

“El Laboratorio de Educación y Mediación Intercultural cuenta con hablantes de las lenguas zapoteca, otomí, triqui y tepehuano, además de que se trabaja con purépecha y mixteco. Se han llevado a cabo programas de educación bilingüe en comunidades de Oaxaca con lengua zapoteca y con hñahñu en Tolimán, Querétaro, seguramente surgirán nuevos proyectos lingüísticos, solo habrá que difundirlos”, aseguró.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...