Decomisan 2 mil granadas para crimen de la CDMX y el Edomex

Según el parte de las autoridades federales el decomiso se realizó gracias a perros olfateadores

Compartir:

Integrantes del Departamento de Inteligencia de la Policía Federal incautaron el pasado fin de semana 40 cajas de cartón que en su interior tenían 49 piezas grandes con un total de mil 960 granadas de fragmentación.

Dicho cargamento fue enviado por la empresa Lpe logistic Belden, localizada en Nuevo Laredo, Tamaulipas, con destino a la Ciudad de México, específicamente en la delegación Gustavo A. Madero.

Las autoridades presumen que la mercancía decomisada tenía como destino nutrir a los cárteles locales que operan en las inmediaciones de Tepito y el Estado de México.

El individuo encargado de recibir las casi 2 mil granadas de fragmentación fue reconocido como Juan Ángeles, con dirección en avenida Acueducto de Guadalupe número 611, en la colonia Santa María Ticomán, en la delegación Gustavo A. Madero.

Cuando las autoridades llegaron al domicilio, ya nadie había; seguramente el destinatario se dio cuenta de la incautación y emprendió la clásica huida, sin embargo, ya es buscado por las fuerzas policiacas.

Fuentes extraoficiales y según las primeras investigaciones, la persona que escapó es un supuesto enlace entre el Cártel de Golfo y los cárteles que operan en la Ciudad de México, así como en el Estado de México.

De acuerdo con las autoridades federales, la incautación se realizó gracias a los perros olfateadores.

Se reveló que el sábado pasado, aproximadamente a las 10:30 horas, personal de la Unidad Canina, en coordinación con integrantes de la División de Seguridad Regional, luego de hacer inspecciones en el centro de distribución de una empresa de mensajería y paquetería, ubicada en Cerrada Ceylán No. 539, colonia Industrial Vallejo, hallaron los explosivos.

Autoridades encargadas del caso expresan que también la empresa de Tamaulipas es investigada para saber qué otros productos ha enviado a la capital mexicana.

 

GRANADAS INCAUTADAS NO REPRESENTAN PELIGRO: COMISIÓN NACIONAL DE SEGURIDAD

Las granadas decomisadas este domingo en la Ciudad de México no contienen material explosivo, por lo que no representan peligro alguno para la población, informó la Comisión Nacional de Seguridad (CNS).

En una tarjeta informativa, la corporación dio a conocer que las cajas que contenían dichos productos fueron puestas a disposición de la autoridad competente para que ésta deslinde responsabilidades.

Las granadas fueron incautadas en un establecimiento de paquetería, puntualizó la CNS.

 

GRANADAS SERÍAN PARA LA UNIÓN DE TEPITO

De forma extraoficial señalan que el cargamento de mil 960 granadas de fragmentación sería entregado a integrantes del grupo del crimen organizado La Unión.

Las granadas quedaron a disposición de las autoridades ministeriales federales de la Procuraduría General de la República (PGR).

Al continuar con las indagaciones, se supo que este cargamento de granadas -para uso exclusivo del Ejército Mexicano y las Fuerzas Armadas- sería entregado a Roberto Mollado Esparza, alias ‘El Betito’, y a Juan Iván Yerenas Reyes, apodado ‘El Pulga’, líderes de la organización criminal La Unión, cuyo centro de operaciones es el barrio bravo de Tepito, en la colonia Morelos, ubicado en la delegación Cuauhtémoc.

Fue personal de la Unidad Canina, en coordinación con integrantes de la División de Seguridad Regional de la Policía Federal, los que, al realizar inspecciones en el centro de distribución de la empresa Estafeta, tuvieron contacto con 40 cajas de cartón color café, conteniendo en su interior 49 piezas cada caja, dando un total aproximado de mil 960 piezas, con las características de granadas de fragmentación.

Tras las primeras investigaciones de la Policía Federal, se logró saber que este cargamento vino desde Tamaulipas a través del remitente Lpe Logistic, con domicilio en Belden número 210, Nuevo Laredo, Tamaulipas, y tenía como destino la Ciudad de México para ser entregado a Juan Ángeles, quien a su vez los distribuiría para “El Betito” y a “El Pulga”, líderes de la organización criminal La Unión, quienes presuntamente reciben protección de Óscar Aníbal Sánchez Hernández, director ejecutivo regional en la delegación Coyoacán.

Es así como de esta manera la investigación de la PGR se extiende a mandos de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Policía de Investigación de la Procuraduría General de Justicia de la CDMX, ya que se cuenta con una lista de la red de policías que brindan protección a los integrantes de La Unión, organización delictiva que viene operando desde el barrio bravo de Tepito.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...