CNDH pide justicia para mujer que presuntamente fue violada por integrantes del Ejército en el 2007

Después de 14 años de esos hechos, “la justicia plena sigue siendo un reclamo, porque hay incumplimiento en la atención ”, apuntó la Comisión.

Compartir:

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) exhortó a la Fiscalía General del Estado de Veracruz y a la Secretaría de Gobernación a que reabran las investigaciones “con las consecuencias legales que corresponden” sobre la agresión y violación de Ernestia Asencio el 25 de febrero de 2007, cometida presuntamente por integrantes del Ejército mexicano.

Las indagatorias se tendrán que realizar en conjunto con la Fiscalía Coordinadora Especializada en Asuntos Indígenas y Derechos Humanos, a través de la Coordinación de Asuntos Indígenas y la Coordinación de Derechos Humanos del estado de Veracruz, con el objetivo de que “se faciliten los procesos de memoria, verdad, justicia y reparación”.

Después de 14 años de esos hechos, donde presuntamente estuvieron involucrados integrantes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) “la justicia plena sigue siendo un reclamo, porque hay incumplimiento en la atención a las personas familiares de la señora Ernestina Ascencio, quienes exigen el esclarecimiento de las indagatorias”, reza el comunicado.

En su exhorto, la CNDH reconoce que es tiempo de avanzar y generar un proceso de colaboración y coordinación interinstitucional en favor de garantizar los derechos de las personas.

Por ello, pidió a la Secretaría de Gobernación caminar en esa vía y dar paso a un proceso de investigación capaz de generar una conciliación entre el Estado mexicano y las víctimas, sin necesidad de recurrir ante instancias internacionales.

Sin embargo, en este segundo pronunciamiento sobre el tema en poco más de un mes, la defensoría no mencionó la presunta participación de militares en este hecho, como sí lo hizo en su pronunciamiento del 8 de marzo.

En éste, la CNDH prometía “revisar su propia actuación” en el tema, así como analizar presuntas violaciones al derecho a la libertad sexual, a la vida y a la protección de la salud de Ernestina Ascencio; todo ello bajo una perspectiva de género.

Por el mismo medio, el organismo recordó que el 25 de febrero de 2007 los familiares cercanos de Ernestina Ascencio, así como funcionarios del hospital en el que fue atendida denunciaron el ataque sexual a la Procuraduría General de Justicia del estado de Veracruz, originando la investigación 140/2007/AE por violación y posterior homicidio.

Dos días después, se presentó la queja ante la CNDH, misma que emitió su Recomendación 34/2007, pero los avances en el caso han sido casi nulos.

Ahora, la Comisión solicitó el fortalecimiento de la eficacia del Sistema de Protección no Jurisdiccional de los Derechos Humanos.

Al mismo tiempo, propuso emitir un diagnóstico desde un enfoque de interseccionalidad, ya que Ernestina Ascencio Rosario pertenecía a grupos de atención prioritaria, dada su condición de mujer indígena, adulta mayor, en un contexto socioeconómico de alta marginación.

Ernestina tenía 73 años de edad cuando fue atacada, pero no recibió atención médica, sino después de más de 10 horas en el Hospital de Río Blanco, y la falta de atención médica pronta, ocasionó su muerte​

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...