Actos de simulación del INE en la selección y designación de consejeros locales

Discrecionalidad, la tónica; sin tomarse en consideración, puntajes y resultados obtenidos a lo largo de proceso

Compartir:

Este jueves 20 de agosto de 2020, el INE designará a 8 Consejeros Electorales en los OPLEs de Campeche, Chiapas, Durango, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Sonora y San Luis Potosí. Para ello se emitieron sendas convocatorias y etapas de verificación de requisitos, registro de aspirantes, examen de conocimientos, elaboración de ensayo presencial, valoración curricular y entrevista.

Con ello, se pretende que quienes ocupen el cargo sean aquellos ciudadanos que tengan mayores conocimientos en la materia, habilidades de comunicación, además de asegurar imparcialidad e independencia en el ejercicio de sus funciones.

Sin embargo ello ha resultado en los hechos y desde 2014, una mera simulación. Pues son designados de manera discrecional, sin tomar en consideración los puntajes obtenidos y los resultados obtenidos a lo largo del proceso. La clave está en pasar a la entrevista, no importa que sea con las mínimas calificaciones. De ahí los padrinos hacen lo propio. Incluso no es tan necesario aprobar el ensayo. Hay significativa cantidad de casos en los que a través del “derecho de revisión” las calificaciones reprobatorias se convierten en aprobatorias, únicamente claro está, para algunos pocos “favorecidos”, que casi siempre resultan a la postre designados.

En esta ocasión en los 8 estados en donde en fechas recientes serán designados consejeros, el promedio en conjunto del examen de conocimiento, de quienes habrán de ser designados, es de 7.36; oscilando entre la más baja que corresponde al Estado de Chiapas de 6.60 y la más alta en San Luis Potosí con 7.90.

Por su parte, en lo correspondiente al Ensayo, en 5 de los 8 estados en los que designarán una consejera o consejero, los aspirantes designados reprobaron 1 de 3 dictámenes de ensayo. Asimismo, el promedio en conjunto de los 8 designados es de 74.12, siendo las mas bajas Campeche con 66.83 y Chiapas con 69.33, y la más alta Sonora con 85.5

En Chiapas de los 5 aspirantes finalistas que accedieron a la etapa de entrevista, celebrada el 10 de agosto de 2020, 3 de ellos tuvieron mejores calificaciones que el designado. Con lo cual difícilmente se encuentran elementos objetivos para que la designación recaiga en el mismo.

Lo anterior, máxime si se analiza en sus antecedentes de concurso previo en 2017, en donde reprobó dos de los tres dictámenes de ensayo, y fue tras el “derecho a revisión” como “milagrosamente” sus calificaciones fueron aprobatorias y accedió a la etapa de entrevista, pero en esa ocasión ya no le alcanzó para ser designado. Para este concurso en 2020 sólo reprobó un dictamen por lo que pudo acceder a la entrevista, y aunque con las más bajas calificaciones ello no impedirá que sea designado.

Seguramente el caso más patético en la imposición de Consejeros Electorales Locales se dio en el estado de Chiapas.  Inaudito que el aspirante Guillermo Arturo Rojo Martínez haya reprobado los exámenes de conocimientos y de ensayo.  En efecto, Rojo Martínez obtuvo entre ambos exámenes,  la calificación reprobatoria de 67.6, cuando que el mismo Instituto Nacional Electoral tiene como norma que un resultado menor a 70 puntos es una calificación reprobatoria.

Por el contrario, el otro aspirante a Consejero Electoral en Chiapas, Ricardo Araujo Salazar, obtuvo en el ensayo un promedio general de 91.5 y en el examen de conocimientos 80 puntos.  Como puede observarse, Araujo Salazar está 2.1 puntos arriba de Guillermo Rojo Martínez, y sin embargo el Instituto Nacional Electoral, sin más argumento que la imposición, se pronunció por nombrar Consejero a Rojo Martínez en el estado de Chiapas.

Desde luego se evidencia que esta componenda lleva la marca y el consentimiento del Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral Lorenzo Córdova Vianello, si no por acción sí por omisión.  Ello es así, porque sin la anuencia del Presidente del Consejo, Guillermo Arturo Rojo Martínez jamás hubiera podido aspirar a ser nombrado Consejero.

Así que la próxima vez que Córdova Vianello hable de democracia y critique al presidente López Obrador por tratar de inmiscuirse en los procesos electorales, no tendrá autoridad moral para hacerlo, puesto que nombramientos al margen de las calificaciones obtenidas llevan imbíbito el germen de la imposición y el favoritismo.

Es pues lamentable que por irregularidades en los exámenes y ensayos para la designación de Consejeros Locales Electorales, quienes vean afectados sus derechos tienen la posibilidad de pedir la intervención del Tribunal Electoral Federal del Poder Judicial de la Federación para defender sus derechos Político-Electorales. Ampliaremos…

 

[email protected]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...