Se subasta el único Shelby Cobra 427 Super Snake del planeta

Se trata de un exclusivo ejemplar que esconde un enorme V8 bajo el capó con una potencia desproporcionada.

Compartir:

Hay una gran cantidad de automóviles fabricados en los Estados Unidos que formarán parte de la historia del automóvil, pero solo uno de ellos puede presumir de ser el vehículo norteamericano más caro jamás vendido en una subasta pública.

Este título cayó en 2007 en manos del Shelby Cobra 427 Super Snake, es decir, un ejemplar de 1966 que también puede presumir de exclusividad ya que es el único que existe en el mundo.

Único en el planeta

Esto es así porque la otra unidad que se creó en la década de los 60, el CSX 3303, no tuvo un final feliz y tras pasar por las manos de dos propietarios, el último de ellos sufrió un trágico accidente en un acantilado de las costas del Pacífico.

Este coche se ganó la fama de ser un hueso duro de roer y no es para menos pues bajo su capó se esconde un propulsor V8 de 7.0 litros, capaz de arrojar más de 800 caballos sobre el asfalto gracias a la presencia de dos sobrealimentadores Twin Paxton Superchargers.

Por supuesto, todo este torrente de energía iba destinado de forma exclusiva al tren trasero.

Pero esa no fue la única modificación que recibió el CSX 3015 ya que fue necesario incorporar algunos componentes al biplaza estadounidense para que pudiera ser homologado en la vía pública y es que sus orígenes son los de un Cobra 427 de competición.

El parabrisas frontal, los paragolpes, así como los silenciadores permitieron que el proceso de homologación fuera posible, aunque algunas cosas se mantuvieron originales, como la parte trasera, los frenos y los colectores.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...