Porsche Taycan Turbo S, es el mejor automóvil eléctrico del mundo

Manejar uno de los mejores autos de la actualidad es toda una experiencia... Así nos fue

Compartir:
Fotografía:Porsche motorsport

Existe un dicho que señala que es peligroso conocer a tus héroes, pues la idealización de esa figura pende de un hilo al conocerlo en la realidad. Personalmente, el auto que se había posicionado como el ideal en aspecto y comportamiento de alto desempeño era el Porsche 911, sin embargo, en noviembre pasado esta idea se transformó cuando tuve la oportunidad de manejar el Porsche Taycan. 

En ese primer contacto, se reveló mi ausencia de estrategia frente a un auto de esta altura, pues subestimé sus capacidades al considerarlo un simple “eléctrico”. En ese entonces, una caravana de periodistas y yo, llevamos al límite al Taycan en una ruta de la Ciudad de México a Valle de Bravo y cada que podía, arrancaba a toda velocidad, como si viajar a 160 kilómetros por hora fuera una tarea tan tranquila como caminar en la Alameda

Fotografía:Porsche motorsport

Es preciso decir que en nuestra experiencia de tres días, nunca nos preocupamos por regenerar su batería, pues nos fue entregado con una carga de 90% y, a pesar de haber recorrido más de 200 kilómetros, lo pudimos devolver con el 40% de  su energía.

El Porsche Taycan inició a comercializarse en nuestro país en febrero de este año y quizá su precio y las limitantes actuales de infraestructura eléctrica lo hagan entrar a nuestro país bajo la categoría de “exótico”.

Sin embargo, el primer eléctrico de Porsche cuenta con todas las credenciales, argumentos de lo lógico en el manejo diario y récords en pista (los cuales acumula como medallas) para ser considerado el vehículo perfecto para quien pueda pagarlo.

A pesar de lo aburrida que pueda parecer esa afirmación, es una grata sorpresa, pues su rival más cercano (Tesla Model S) da la sensación, en ese mismo entorno, de ser una liga lista para salir disparada en cuanto no calculemos la potencia con la que pisamos el acelerador.

No obstante, si giramos la única perilla presente en el volante del Taycan para configurarlo en un modo de manejo más cercano a la costumbre Porsche, encontraremos un monstruo de 750 caballos de fuerza que arranca gritos y sonrisas cuando es conducido.

Fotografía:Porsche motorsport

Ante el riesgo de ser detenidos o deportados, en nuestra experiencia con el Turbo S pudimos acelerar a fondo para reencontrarme con la sensación más extrema que he sentido frente a cualquier tipo de auto en mi experiencia.

A la par de ese impresionante empuje, Porsche ha dotado al Taycan de un simulador de sonido que emula al ruido generado por las naves espaciales en las películas de ciencia ficción y con ese combo, la experiencia se vuelve única.

Resulta lógico pensar que una de las cuestiones que se le pueden achacar al Porsche Taycan como un gran inconveniente es su naturaleza eléctrica, pues se puede argumentar que no existen las condiciones para tener un vehículo con este tipo de energía actualmente.

Fotografía:Porsche motorsport

Sin embargo, en el laboratorio de pruebas que empleamos para evaluar el Taycan, nos dimos cuenta que el problema no es el vehículo, sino la falta de infraestructura de las ciudades mexicanas. Y es que gracias a un enorme esfuerzo entre el gobierno de Florida y la iniciativa privada (quienes incluso lo ven como un plan de negocios), en todo nuestro recorrido por playas, puntos turísticos, parques y áreas al aire libre, hallamos opciones para recargar la batería de este eléctrico.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...