Para enjuiciar a ex presidentes, la Corte tendrá otros datos

Compartir:

La prolija imaginación del gobierno de la 4T no tiene limites con tal de evadir una realidad que no le es grata; ahora propone una consulta ciudadana para solicitar, es un decir, a la población expresar su voluntad sobre la posibilidad de enjuiciar a los ex Presidentes de la República bajo los cargos de corrupción. Así de burda, pretenciosa y falsa la propuesta justiciera de la 4T.

El Poncio Pilatos de la mañanera grita a sus súbditos que cumplirá la voluntad ciudadana, cualquiera que esta sea, y de antemano manifiesta que está en contra de enjuiciarlos, pero que se lava las manos frente al designio supremo del pueblo. Ciertamente es de risa, pero nerviosa sino fuera porque es real este nuevo episodio de la trágica comedia en que se ha convertido la propaganda convertida en gobierno de la 4T.

Y va más allá, clarifica el líder la 4T su ruta crítica para encauzar su nueva ocurrencia justiciera, o sea a través de la voluntad ciudadana o como iniciativa del Congreso de la Unión o como decisión Ejecutiva; él se propone recorrer la ruta con tal de cristalizar su propósito y realizarla el mismo día de la elección federal del próximo año para lograr finalmente cumplir su idea de estar en la boleta electoral del siguiente año.

La Constitución en su artículo 35 es muy claro, aún y cuando se ley reglamentaria no ha sido puesto en concordancia con su mandato, se deberá cristalizar la idea de una consulta antes del término del próximo mes de septiembre y sí cumple los requerimientos procedimentales, podrá ser llevada a cabo, el primer domingo del próximo mes de agosto del 2021. No podrá realizarse tal y como la voluntad presidencial supone.

Segundo tema relevante, obviando muchos detalles técnicos, no todos los temas podrán ser objeto de una consulta; lo dice explícitamente la Ley, como por ejemplo temas fiscales, de seguridad nacional, etc y entre ellos aparece aquellos que vulneran los derechos humanos.

El presidente y líder de la 4T, pretende someter a una consulta el ejercicio que solamente podrá ser llevado a cabo por un Ministerio Público a través de los Tribunales perfectamente definidos para tal efecto, y en estricto cumplimiento a un debido proceso y con las garantías constitucionales de la presunción de inocencia. Y será la Suprema Corte de Justicia la que valore y apruebe los temas a ser consultados bajo este ejercicio de consenso general, siempre y cuando no vulnere los derechos humanos de los implicados.

La Corte, en pleno apego a su carácter garantista, habrá de negarse a violentar los derechos humanos de los ex presidentes y prestarse a una nueva ocurrencia del gobierno. No pasará la prueba del ácido pero al gobierno de la 4T, no le interesa eso, de todos modos habrá show eso que ni que.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...