La educación en el mundo, en riesgo de una catástrofe generacional

António Guterres, secretario general de la ONU, da la voz de alerta

Compartir:

El pasado 3 de agosto, la UNESCO reportó que alrededor de 1,058 millones de estudiantes en el mundo estaban sin poder asistir a clase debido a la pandemia del Covid-19. Esa cifra representa el 60.5% de todos los alumnos del mundo. Sin embargo, dicha cifra mejora respecto a los 1,700 millones de estudiantes que no pudieron asistir a la escuela a finales de marzo, cuando se decretaron cierres de escuelas en 185 países, y ahora, esta cifra se ha reducido a 105 países.

En el mismo reporte, António Guterres, secretario general de la ONU, solicitó a todos los países priorizar la reapertura de sus escuelas en cuanto tengan controlada la transmisión local del coronavirus, alertando que el cierre prolongado de las mismas puede provocar una “catástrofe generacional”.

En EU, el semestre, para la mayoría de las escuelas, ya comenzó a partir de esta semana, pero debido a que los contagios en la Unión Americana no han cesado, el temor de los padres de que los niños se contagien en las escuelas sigue siendo muy alto.

Mientras en la mayoría de las escuelas se mantienen las clases estrictamente remotas, muchas están avanzando para otorgar clases parciales en persona o clases de tiempo completo. Sin embargo, con tanta incertidumbre, incluso, algunas escuelas han decidido ya cancelar las clases presenciales y ofrecer sólo cursos en línea. Esto deja a muchos estudiantes y padres de familia preguntándose si deberían estar pagando la matrícula completa para un curso que probablemente se termine impartiendo totalmente en línea. De acuerdo con la Encuesta de Pulsos Universitarios, realizada a 5,000 estudiantes de tiempo completo en más de 200 universidades de la Unión Americana, más del 90% de todos los estudiantes universitarios de EU manifestó que deberían pagar menos por las clases en línea. Aproximadamente el 70% de los estudiantes estaban de acuerdo con la forma en que su escuela estaba manejando la pandemia de coronavirus, sin embargo, en relación a los cursos en línea, los estudiantes fueron más negativos, con 54%, diciendo que los profesores no han manejado bien la transición, y 73% manifestando que consideran el aprendizaje en línea menos eficaz que la enseñanza en persona.

De acuerdo con un informe de la CEPAL y la UNESCO, en base a un estudio realizado por la OCDE a través del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA), de 2018, el acceso a equipamiento digital en los hogares latinoamericanos es muy desigual.

Por ejemplo, mientras un 91% de los estudiantes de 15 años residentes en Brasil poseen una conexión a Internet en su domicilio, sólo un 64% de los alumnos en México cuentan con ese servicio. La brecha tecnológica educativa también se manifiesta en la disponibilidad de equipos informáticos; en promedio, un 61% de los alumnos de América Latina cuentan con una computadora, aunque en México, esta proporción llega sólo al 57% de los alumnos.

En cuanto al acceso a herramientas de software educativo, el promedio regional alcanza el 30% de los estudiantes de 15 años de edad, muy por debajo de la media de los países de la OCDE, donde este porcentaje llega al 54%.

En México, de acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), se prevé que 1.4 millones de estudiantes no regresarán a clases en el curso escolar 2020-2021. Y, por su parte, de acuerdo con la Secretaría de Educación Pública (SEP), al menos 2.5 millones de estudiantes dejaron las aulas este año después de que se suspendiera el ciclo escolar a causa de la contingencia sanitaria.

La pandemia obligó, a todo el mundo, a tener que cambiar de clases presenciales a una estrategia de educación a distancia. Sin embargo, en México no dio los resultados esperados, pues de acuerdo con el INEGI, más de 16 millones de hogares no tienen conexión a Internet, lo que indica la brecha digital que impide a millones de estudiantes acceder a contenidos educativos en línea.

Este lunes 24 de agosto está contemplado que a nivel nacional regresen a clases los estudiantes de nivel preescolar, primaria y bachillerato. Sin embargo, debido a que México no cuenta con las condiciones para que los alumnos regresen a las escuelas en medio de la pandemia, la SEP firmó un convenio con las grandes televisoras del país (Televisa, TV Azteca, Grupo Multimedios y Grupo Imagen) para que retransmitan los contenidos que serán preparados por la SEP con apoyo de la televisión pública.

Actualmente, el sistema educativo mexicano, además de sus grandes rezagos, enfrenta grandes retos no sólo en términos de impartición de educación, sino también en deserción escolar, cierre de escuelas y despidos de maestros y personal que trabaja en los planteles educativos. De acuerdo con la Asociación Nacional de Escuelas Particulares, por la epidemia se estima una deserción escolar de 2 millones de estudiantes, 36% de los 5.5 millones en matrícula, y que 35% de las 48 mil escuelas de todos los niveles optaría por cerrar o suspender actividades, mientras que 40% de los 485 mil trabajadores están en riesgo de perder su empleo.

El sistema educativo en México se pondrá a prueba, pero, en vez de avanzar, es muy probable que los rezagos se acentúen y que México siga perdiendo competitividad internacional. En países como EU, los niños tienen no sólo herramientas digitales, tales como Internet, software y equipamiento informático, sino, además, jornadas educativas de 7 horas diarias, mientras que en México, además del gran rezago tecnológico, se está planteando impartir alrededor de 3-4 horas diarias. Sin duda, los padres y maestros de todos los estudiantes enfrentan un gran reto y una gran responsabilidad.

 

* En Lengua Tarahumara (Rarámuri), este vocablo designa una tradición de compromiso social basada en la ayuda y el apoyo mutuo en situaciones de apuro o crisis

 

 

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...