Cínicos

A los de actual gobierno se les ha hecho maña decirnos lo primero que se les ocurre, no como los de antes, que las pensaban bien

Compartir:

Tía Brígida dejaba fluir la hiel de la rabia a su boca. Nomás que llegara su esposo, tío Néstor, la iba a oír. Treinta años de matrimonio, 30 años de aguantarlo, 30 años de mentiras mal hilvanadas de su marido, pero, ahora sí, no tenía escapatoria… y remiraba las fotografías que algún (a) mal intencionado (a) le había mandado, en las que muy sonriente se le veía en una mesa de cabaret, abrazado y besando a una despampanante desconocida (de ella, claro). Para hacer pasadera la espera, se entretuvo en tijeretearle los trajes, camisas y corbatas al tío que ya de madrugada, por fin llegó para recibir en plena cara las fotos: -¿Qué?… ¡¿ahora qué vas a decir?!… ¿otra junta de trabajo? –bramó tía Brígida. El tío con calma levantó del suelo las fotos, las examinó y muy serio, sin alzar la voz, pausadamente, le dijo: -No te entiendo, mujer, de veras, no te entiendo… en vez de estar orgullosa… ni ésta tan guapa te gana… piénsalo, siempre regreso contigo… ninguna te gana –cínico, sí, pero la dejó muda.

El apagón que afectó el norte del país, fue el lunes 15 de febrero; luego, se extendió a otras regiones de la República con cortes de electricidad parciales (hágase de cuenta que hicieron un tandeo de electricidad). El jueves 18 el Presidente reclamó que la opinión publicada cuestione a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), cuando se trata de un problema originado en los EUA, en Texas y pidió a la gente que ayude consumiendo menos electricidad. Ta’ bueno.

Ese 15 de febrero la CFE explicó este nuevo apagón, el más grave de que se tenga memoria, mediante un comunicado: “(…) ante el recrudecimiento de las temperaturas extremas en los Estados Unidos y particularmente Texas (…) comenzaron hoy cortes significativos de suministro de gas por congelamiento de ductos en la zona norte del país, que afectaría centrales de generación con gas en Sinaloa, Sonora, Durango, Chihuahua, Saltillo y Nuevo León”.

La CFE muy dueña del escenario, se explayó el mismo lunes: “(…) Desde el viernes 12 de febrero la CFE avisó de esta situación al Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) y solicitó la declaratoria de Estado Operativo de Alerta ‘ante la escasez e indisponibilidad de gas natural’, así como el crecimiento inusitado y exorbitante en los precios de gas”. Están en todo, pero se puso interesante cuando el miércoles 17 de febrero, Greg Abbott, el gobernador de Texas, en conferencia de prensa, anunció: “Hoy he emitido una orden que exige a los productores que han estado enviando fuera de Texas a vender ese gas a los generadores de energía de Texas (…) aumentará la energía que se producirá y enviará a los hogares aquí en Texas”. (O sea, don Abbott no sabe que tiene congelados los ductos… ¿qué va a dejar de exportar, qué van a quemar ellos?)

Fíjese bien: Según la CFE, desde el viernes 12 de febrero sabía que se iban a congelar los ductos de gas natural en Texas (¡albricias!), cosa que pasó el lunes 15 cuando por eso Texas dejó de enviarnos gas, pero el Gobernador de Texas, ordenó eso hasta el miércoles 17. Algo no cuadra. Y ya quedamos: No se entiende la orden de don Abbott si tiene congelados los ductos…

De gases no sabe uno gran cosa, aparte de que hay que tener prendidos los pilotos de la estufa y el calentador de agua, pero no parece que en Texas baje más la temperatura que en Siberia… ¿por qué a los rusos no se les congelan sus ductos?, pudiera ser que los tengan forrados de estambre, sí. A buscar en Internet:

El punto de congelación del gas natural es a los -182.61 grados centígrados (-296.7 grados Fahrenheit), esa temperatura no se observa en ninguna parte del planeta Tierra. El gas natural NO se congela.

Nos mintieron, no sufra, pasa en las mejores familias… lo malo es que a los de este gobierno se les ha hecho maña decirnos lo primero que se les ocurre, no como los de antes que las pensaban bien, digo, ¡respetillo!

Los de la CFE insinuaron la verdad en sus comunicados: “(…) así como el crecimiento inusitado y exorbitante en los precios de gas (…) se registra un aumento de hasta 5,000% al pasar de 3 dólares el millón de unidades térmicas británicas (BTU) a 200 dólares” (no se les da la aritmética, 200 es el 6,666.66% de 3… bueno, estamos platicando, diría el Bartlett).

Y todo apunta a eso: Decidieron no comprar gas a los texanos por el precio abusivo que le pusieron. Pudiera ser una decisión obligada ya que importamos casi todo el gas natural que se usa en México… pero ¿y antes? Bueno, antes no estaban enojados con las reglas del comercio mundial y jugaban bien el juego, contratando coberturas de precio, hágase de cuenta un seguro como el que contratamos para cubrir el precio del petróleo que vendemos, pero al revés, para el gas que compramos.

José Luis Luege, ex director de Conagua y ex secretario del Medio Ambiente, el miércoles 17 pasado, aseguró en su cuenta de Twitter, que mienten la Secretaría de Energía a cargo de doña Nahle y la CFE al mando del impecable Manuel Bartlett: “(…) el costo del gas natural en EUA es de 3 USD por millón de BTU de marzo a noviembre. En invierno el precio se dispara por el aumento de la demanda en EUA, que el Gobierno de México pagaba una cobertura de variación de precio todos los años para que el precio quedara en máximo 5 USD por millón de BTU todos los meses del año, pero que esta vez la CFE decidió no comprar la cobertura y ahora no puede pagar los altos precios del gas” (ya sabe, USD es dólares gringos y BTU es la unidad británica de temperatura).

Parece cierto, Pemex ofrece contratos de cobertura de precio a los que le compran gas, sería de baba muy espesa que CFE no usara a su favor el instrumento la hora de tratar con los que le venden el gas, pero, eso sí, el jueves, don Bartlett salió con la misma cara que explicó la caída del sistema cuando la elección de Salinas de Gortari, a decir que este apagón “pudo ser un desastre, pero fue una hazaña”… bueno, ahora sabemos por qué lo contrató el Presidente, por su capacidad de mentir. Cínicos.

 

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...