Aves de paso y reptiles agonizantes

Alejandro Moreno Cárdenas echado para adelante en aras de hacerse de dirigencia nacional del PRI

Compartir:
Alejandro Moreno Cárdenas. Con pelos y señales

El pasado martes 25 de junio, en el SEXTANTE extraordinario titulado “Un Moreno para vencer a Morena”, escribí que con el registro de Alejandro Moreno Cárdenas (“Alito”) como aspirante a la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) inicia una nueva era en nuestro partido. Obviamente, falta aún algún tiempo para que sea el encargado de dirigir los destinos del partido tricolor, pero es indudable que sus palabras y su perfil han alentado, ya, la esperanza y la expectativa de que el PRI vuelva, nuevamente, a la Presidencia de la República en 2024, con el debido respeto a los demás aspirantes.

“Que se cuiden los otros partidos; el PRI va a regresar y les vamos a volver a ganar”, expresó, entre porras y matracas. Moreno Cárdenas tiene mucho de lo que le gusta a la gente: Joven, carismático y echado para adelante; dice las cosas como son, con pelos y señales. Aseguró que el tricolor regresará y se pondrá de pie para ganar elecciones en el 2020 y 2021, cuando se renovarán la Cámara de Diputados y varias gubernaturas.

Al ser interrogado sobre su vínculo con el presidente Andrés Manuel López Obrador marcó su distancia al expresar que el PRI, bajo su dirigencia, “será una oposición combativa y muy competitiva”. Y, ya encarrerado, lanzó su amenaza para el futuro: Morena es un ave de paso “que nació ayer, gobierna hoy y se irá mañana”.

Más claro ni el agua; Alejandro Moreno expresó sus metas de forma clara y directa. Durante su registro salieron a relucir las mantas y contingentes de los sectores tricolores que competían por la porra más ruidosa. Era una fiesta tricolor, como no se veía en muchos meses. Al contrario de lo que muchos aseguran, que Moreno será presidente del partido para acabar con el PRI, el campechano afirmó que en 2020 se realizará una Asamblea Nacional, a fin de poner al tricolor acorde con los retos por venir, amén de rechazar, de forma categórica, que el tricolor esté muerto o extinguido. Y, ya enfilado en sus palabras, el campechano se lanzó duro contra sus adversarios por la dirigencia nacional del PRI. En clara alusión a José Narro, criticó que el servidor público “mediano” pensara que con eso le alcanzaría para ganar la dirigencia nacional y que al comprobar que no era suficiente prefirió renunciar. Sin mencionar a Ivonne Ortega, Moreno denunció que hubo priístas que cuando más se les necesitó estaban fuera del país. Y es que Ortega cursaba una maestría en España hace algunos meses.

“Alito” llama a los priístas a trabajar en la unidad y a no dejarse llevar por las descalificaciones y la promoción de la división al interior del tricolor. El gobernador con licencia de Campeche y aspirante a la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional rechazó que su candidatura esté apoyada por el presidente Andrés Manuel López Obrador y consideró que sus adversarios al interior del partido “son los últimos estertores de reptiles agonizantes”.

“Quien pretende dirigir un partido político promoviendo la división, criticando todo y no teniendo propuesta, pues, ese no quiere la unidad ni el beneficio del partido”, dijo. Moreno Cárdenas afirmó que también combatirá la corrupción y, sobre todo, que exigirán castigo a quienes traicionen la confianza de la gente, incluyendo a los que estuvieron en el poder, como Enrique Peña Nieto, a quien considera un amigo.

Asimismo, cuando le preguntaron si vale la pena el PRI, respondió que “sí, claro que vale la pena porque yo soy un priísta de toda mi vida; desde hace 29 años milito en el PRI. El PRI me ha dado todo; me ha dado las oportunidades. Soy un político de toda la vida. Hoy creo que ante el gran reto que tiene, y el momento más complicado en la historia de nuestro partido, nosotros tenemos que trabajar juntos y en equipo, que haya unidad y que haya participación con la fuerza de la militancia. Yo soy el candidato de la militancia. Hace unos días decían que el candidato de la cúpula era José Narro y ahora ya cambiaron porque Narró se fue del PRI.

Yo soy el candidato de la base. No hay visos de fractura interna al interior del PRI. La unidad no es unanimidad; la unidad es diversidad y construir un objetivo común, y que haya un partido fuerte, sólido, unido, y que haya competencia. Y ya con miras al 2020, y en caso de que gane, habrá una profunda reforma a nuestro partido, una reforma que nos permita ser un partido más democrático, más horizontal, con organismos colegiados”.

El partido se normaba por las decisiones de unos cuantos, que lo han hecho toda la vida, y “Alito” se propone hacer un partido más abierto y más participativo con órganos colegiados, donde se escuche y esté representada la militancia, y se convoque a la militancia nacional a definir el rumbo ideológico del PRI, fundamentalmente sus principios, valores, retos, programas que “Alito” ofrece plasmar y trabajar para que las candidaturas las decida la militancia.
Pies de foto

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...