¿Mensaje de “El Mencho” a AMLO?

Compartir:

En lo que parece un impensable desafío al gobierno federal, apenas el Presidente López Obrador abandonó el territorio central del Cartel nueva Generación de Jalisco (Colima y Jalisco y Guanajuato, del cual está en vías de apoderarse) alguien subió a las redes sociales imágenes de un impresionante convoy de supuestos sicarios del grupo criminal disparando al aire y gritando vivas a ·”El señor Mencho”.

Es irremediable asociar la difusión en redes sociales del convoy de una veintena de vehículos blindados con poco menos de un centenar de sicarios debidamente uniformados con vestimenta camuflajeada ofreciendo la impresión de ser un ejército debidamente organizado y dotado de armas largas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas, con la reciente demostración de temeridad y poderío que mostró el CNGJ al atentar contra la vida el jefe de la Policía de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, el pasado 26 de julio, en el corazón de la capital de la República.

No debe, no puede el gobierno federal hacer caso omiso del mensaje enviado por Nemesio Osegura (a) “El Mencho” o por quien subió el ominoso video que en minutos saturó las redes sociales.

Existen muchas formas de leerlo, una de ellas puede parecer exagerada: la advertencia de que en esos territorios del país quien manda es él y no la autoridad, y que si el Presidente pudo entrar y salir ileso en la gira de tres días no fue porque las Fuerzas Armadas lo protegieran sino porque así lo determinó el líder del grupo mafioso, como en su visita a Badiguarato “El Chapo” ordenó cuidarlo, según reveló el abogado de la familia de Archibaldo Guzmán, José Luis Gonzalez Meza.

Allá el presidente Lopez Obrador y los miembros del gabinete de seguridad si desestiman la insólita demostración de vehículos arreglados especialmente para colocar fusiles Barret, como los usados para derribar un helicóptero de la Fuerza Armada, y los que se encontraron en Las Lomas de Chapultepec en la Ciudad de México en donde ocurrió el atentado contra García Harfuch.

Lo que millones de mexicanos vimos en redes sociales es un ejército fuertemente armado y en apariencia disciplinado que logró el objetivo de infundir terror en la población porque demuestra que puede comportarse con total impunidad dado que la autoridad no contempla la posibilidad de combatirlo.

No se puede datar la grabación del video ni identificar el lugar, sin embargo quien ordenó su difusión logró su cometido de convencer a la población de que el CNGJ no teme a la autoridad.

¿Por qué otras razón subirían el video a redes cuando López Obrador regresaba a el Palacio Nacional?

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...