Le dije “doctor ya déjeme ir”, pero me apretó para besarme: víctima de violencia sexual en Colima

La víctima, una doctora residente en el Hospital Regional Universitario, no fue protegida debidamente y la Comisión de Derechos Humanos atrajo el caso.

Compartir:

Una doctora residente en el Hospital Regional Universitario en Colima fue víctima de violencia sexual por parte del jefe del área de ginecología y obstetricia, quien la acosó y violentó; hechos que ocurrieron en 2019.

El caso fue atraído por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima (CDHEC), la cual emitió la Recomendación 01/2021, dirigida a la Secretaría de Salud estatal “por la vulneración de los derechos al trato digno, a la legalidad y seguridad jurídica de una doctora residente de este sector, poniendo en peligro su integridad física, psicológica y sexual”.

En la declaración de la víctima, que obra en expedientes y fue corroborada con diversos testimonios por la propia CDHEC, la mujer refirió que cuando se encontraba en un consultorio “entró él con una paciente, la cual se acostó en la camilla porque la iba a revisar”, por lo que la víctima optó por retirarse.

Sin embargo, antes de que la víctima se fuera, el doctor se puso frente a ella, la tomó por la cintura para abrazarla y besarla por la fuerza.

La mujer intentó quitarlo empujándolo, pero no podía y le dijo “Doctor, ya déjeme ir”, pero él la apretó más e intentó besarla hasta que logró empujarlo y se fue del consultorio.

“Di unos cuantos pasos, estaba frente a mí, como a medio metro y en eso yo trato de recorrer una silla para salirme pero como estaba muy cerca él me agarra de la cintura, después de eso me abrazó con sus dos manos, acerca su cara a mi oreja derecha y comienza a besarme (…)  yo intento quitarlo, empujándolo con mis dos manos en su tórax, pero como me tenía muy apretada no podía, de hecho le dije ‘Doctor, ya déjeme ir’, en eso me apretó más e intentó besarme la boca, por lo que yo al ver esa acción de él yo me voltee y me estuvo besando en mi mejilla, yo lo vuelvo a empujar y en eso me soltó”, declaró la mujer.

Aunque la mujer fue cambiada de área laboral al Hospital Materno Infantil y autoridades judiciales y de protección a la mujer emitieron una orden de protección, posteriormente,  la misma persona que la habría agredido fungió como su superior.

“(En julio de 2020) el doctor fue nombrado come jefe de servicios de ginecología y obstetricia en el Hospital Materno Infantil, lo cual me genera incomodidad toda vez que él está cerca del área donde yo me encuentro, además de que cualquier material que se requiera debe solicitarse a él”, declaró posteriormente la denunciante.

Ignoran medidas para protegerla  La CDHEC consideró que la autoridad señalada violentó los derechos humanos de la agraviada, pues tenía la obligación de proteger y privilegiar el bienestar tanto físico, psicológico y emocional de la quejosa desde que tuvo conocimiento de los hechos.

Sin embargo “autoridades de la Secretaria de Salud y Bienestar Social del Estado, omitieron realizar las acciones necesarias para garantizar el derecho a la legalidad y seguridad jurídica a la quejosa, en la tramitación, procedimiento y resolución ante el Comité de Ética y Prevención de Conflictos de Intereses”.

Por ello, la CDHEC recomendó a la Secretaría de Salud y Bienestar Social se realicen las acciones necesarias para la reparación integral del daño y se le brinde la atención psicológica que requiera.

Asimismo que se le ofrezca una disculpa pública a la agraviada por la violación a sus derechos humanos, al encontrarse en situación de vulnerabilidad por ser mujer y víctima de violencia; además de iniciar el procedimiento de investigación correspondiente para que se determinen las responsabilidades administrativas o judiciales según resulten, en contra de las y los servidores públicos responsables, para la aplicación de sanciones.

En su resolución, el organismo estatal considera necesario que la Secretaría de Salud otorgue una compensación o en su caso, se haga cargo de la reparación del daño moral que presente la quejosa; así como ejecutar un programa integral de capacitación y formación dirigido a su personal, en los que se incluyan temas relativos a los derechos humanos, y en especial, los derechos de las mujeres, con el objetivo de que los servidores públicos involucrados, puedan desempeñar sus funciones de manera oportuna, efectiva y legal.

El área de Comunicación Social de la Secretaría de Salud señaló que cuando se tenga un posicionamiento oficial sobre este caso “se dará a conocer”.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...