Investigación en EU contra ex asesores de Trump es asunto interno: Rusia

“Este proceso es un asunto interno de nuestros socios estadounidenses”, dijo Peskov a la prensa al comentar las acusaciones presentadas contra Manafort y Gates

Compartir:

Rusia considera que la investigación en Estados Unidos contra Paul Manafort, ex jefe de la campaña electoral del presidente Donald Trump, y su ex asesor Rick Gates, es “un asunto interno” de las autoridades estadounidenses, informó hoy el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov.

“Este proceso es un asunto interno de nuestros socios estadounidenses”, dijo Peskov a la prensa al comentar las acusaciones presentadas contra Manafort y Gates, en el marco de la investigación del fiscal especial Robert Muller sobre vínculos con Rusia y la supuesta injerencia de este país en la campaña electoral de Estados Unidos.

Rusia espera que las acusaciones contra exmiembros de la campaña electoral de Trump no echen más leña al fuego de la “rusofobia” en Estados Unidos. “Desde luego preferiríamos que estos procesos no contribuyeran al aumento de la histeria rusófoba que ya se pasa de la raya”, indicó.

El portavoz del Kremlin insistió en que Rusia no tiene nada que ver con la investigación que se está realizando en Estados Unidos, según la agencia de noticias Sputnik.

“Por lo que hemos leído en los medios de comunicación y hemos visto en las declaraciones de los participantes en este proceso, por ahora Rusia no figura de ninguna manera en las acusaciones presentadas”. “Ahí aparecen otros países, otras personas”, agregó Peskov.

Señaló que cualquier acusación que se haga a ciudadanos estadunidenses en el marco de las investigaciones internas de Estados Unidos no es asunto de Rusia.

El canciller ruso, Serguei Lavrov, también dijo que no hay pruebas de la supuesta injerencia rusa en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

“Sin una sola prueba, como saben, nos acusan de injerencia en los comicios no solo de Estados Unidos, sino también de países europeos (…) No hay límites para las fantasías”, declaró Lavrov en conferencia de prensa.

El jefe de la diplomacia rusa hizo estas declaraciones tras el último capítulo del ya conocido como “Rusiagate”, que tiene a Paul Manafort y Rick Gates como protagonistas.

El lunes, Manafort y Gates fueron imputados de conspiración contra Estados Unidos, lavado de dinero y declaraciones falsas, como parte de la investigación de la supuesta trama rusa.

Según la imputación, ambos evadieron impuestos por más de 75 millones de dólares a través de cuentas en paraísos fiscales, además de participar en una multimillonaria campaña de cabildeo en Estados Unidos en nombre del gobierno del expresidente ucraniano, Víctor Yanukovich.

Un tercer ex asesor de Trump, George Papadopoulos, se declaró culpable a principios de octubre de mentir a agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) sobre sus conexiones con ciudadanos extranjeros a lo que creía estrechamente vinculados con altas autoridades de Rusia.

Las autoridades rusas han negado en reiteradas ocasiones cualquier interferencia con las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos, al asegurar que no hubo contacto entre Moscú y la campaña de Trump para influir en los resultados de la votación.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...