Indonesia reduce nivel de alerta por erupción del Monte Agung

El Monte Agung, uno de los 120 volcanes activos en Indonesia y situado a unos 75 kilómetros del centro turístico de Kuta, ha estado en actividad desde agosto pasado

Compartir:

Autoridades indonesias decidieron hoy reducir el nivel de alerta en la isla de Bali, por la posible erupción del Monte Agung, pese que su actividad volcánica sigue y existe aún el riesgo de que estalle en cualquier momento.

La Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNBP) informó este domingo que dado que la actividad volcánica en el Monte Agung se está desacelerando y el peligro ha disminuido, se decidió reducir la alerta de su máximo nivel, el cuatro, al tres.

El Monte Agung, uno de los 120 volcanes activos en Indonesia y situado a unos 75 kilómetros del centro turístico de Kuta, ha estado en actividad desde agosto pasado, generando temores de que entrara en erupción por primera vez desde 1963.

La alerta máxima en torno a volcán fue emitida el 22 de septiembre pasado, luego de que su actividad sísmica se cuadruplicó, obligando al desplazamiento de miles de personas, incluidos turistas nacionales y extranjeros, que pasaban sus vacaciones en Bali.

En un comunicado, la Agencia destacó que los aldeanos cuyas casas están ubicadas a más de seis kilómetros del cráter podrían regresar a sus hogares, pero advirtió que en la zona sigue temblando y la activuidad del volcán no se había paralizado por completo.

“La actividad volcánica en Monte Agung está disminuyendo … pero debe entenderse que todavía tiene el potencial de estallar”, destacó Sutopo Purwo Nugroho, jefe de la BNBP, según un reporte de la agencia de noticias Antara.

La dependencia destacó que un total de 133 mil 475 personas viven aún en albergues por temor a una erupción volcánica del Monte Agung, a pesar de que más de la mitad de los refugiados viven fuera de la zona de peligro.

La declaración destacó que Indonesia tiene casi 130 volcanes, más que cualquier otro país, y que muchos de estos muestran altos niveles de actividad, aunque pueden pasar meses antes de una erupción.

La última vez que el Monte Agung entró en erupción fue en 1963 cuando arrojó ceniza a más de 20 kilómetros de alto y ríos de lava de hasta 7.5 kilómetros de distancia, provocando la muerte de al menos mil 100 personas.

El archipiélago indonesio se asienta dentro del denominado “Anillo de fuego” del Pacífico, una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por miles de temblores al año, la mayoría de escasa magnitud.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...