Estado francés en problemas por entregar cuerpo de niño sin órganos

Yanis, de cuatro años de edad, fue uno de los 15 niños que murieron en el atentado del 14 de julio de 2016, cuando un camión arrolló a la multitud que celebraba la fiesta nacional francesa en el paseo de Niza, y casi tres años después sus padres descubrieron que lo sepultaron sin órganos, según reportes que trascendieron este jueves en la prensa local.

Compartir:

Los padres de un menor que falleció en el atentado de Niza en 2016, que causó 84 muertos, demandarán al Estado francés tras descubrir que los órganos de su hijo fueron extraídos sin su consentimiento y conservados en el Instituto médico-forense Pasteur de la sureña ciudad.

Yanis, de cuatro años de edad, fue uno de los 15 niños que murieron en el atentado del 14 de julio de 2016, cuando un camión arrolló a la multitud que celebraba la fiesta nacional francesa en el paseo de Niza, y casi tres años después sus padres descubrieron que lo sepultaron sin órganos, según reportes que trascendieron este jueves en la prensa local.

Sus padres, Michael y Samira Coviaux, a través de su abogado Yssine Bouzrou, expresaron su tristeza y enojo al descubrir -con información de los padres de otros niños que también murieron en el atentado- que las autoridades les entregaron el cuerpo de su hijo sin sus órganos, tras la autopsia.

De acuerdo con los reportes, la pareja está furiosa al enterarse que los órganos de su hijo fueron removidos en la autopsia y se han conservado en el Instituto médico-forense del hospital Pasteur, sin que ellos fueran informados al respecto.

Demandarán al Estado por negligencia grave ante un tribunal, señaló el abogado, quien al mismo tiempo argumentó que la decisión de realizar la autopsia fue inapropiada e innecesaria.

“Han profanado su cuerpo”, “tengo la impresión de que una parte de mi hijo fue robada, que fue asesinado por segunda vez”, fueron algunas de las declaraciones de la madre de Yanis, quien consternada a casi tres años de la tragedia logró la devolución delos órganos de su hijo para enterrarlos en su tumba.

Los padres del menor fueron advertidos de la situación por la madre de otra niña que murió en el atentado, quien –de acuerdo con los reportes de la prensa- descubrió en el informe forense que los órganos de su pequeña habían sido extraídos tras la autopsia.

Sin más detalles la Fiscalía de Niza ha asegurado que la autopsia se llevó a cabo a fin de determinar la causa de la muerte.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...