Desorden inflamatorio espinal obligó a AstraZeneca a pausar estudios de vacuna

Compartir:

Síntomas consistentes con un raro, pero serio, desorden inflamatorio espinal en una voluntaria, misma que estaba en recuperación, obligó a AstraZeneca a pausar los estudios clínicos de su vacuna contra el coronavirus.

De acuerdo con Stat News, sitio web de noticias estadounidense orientado a la salud, la participante en el ensayo de la farmacéutica, oriunda del Reino Unido, recibió una dosis de la inmunización.

Y no un placebo.

Especialistas en vacunas calificaron como normal lo acontecido con la voluntaria que recibió la inmunización que AstraZeneca desarrolla de la mano de la Universidad de Oxford.

Así las cosas, una vez superado el “trance”, la farmacéutica y la institución dedicada a la investigación reanudarían sus estudios clínicos la próxima semana.

Lo anterior, de acuerdo con el periódico británico “Financial Times”.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...