Críticas de Bolsonaro a programa médico entre Brasil y Cuba abre crisis

"Lo que hemos oído de relatos son verdaderas barbaridades", dijo este viernes  Bolsonaro, en referencia a la supuesta mala atención que algunos de los médicos cubanos habrían dado a pacientes brasileños

Compartir:

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, elevó hoy el tono contra “la dictadura cubana” luego de que La Habana anunció el retiro unilateral de más de ocho mil doctores enviados al país en el marco de un programa de cooperación que expertos elogian, pero que el exmilitar cuestionó.

“Lo que hemos oído de relatos son verdaderas barbaridades”, dijo este viernes  Bolsonaro, en referencia a la supuesta mala atención que algunos de los médicos cubanos habrían dado a pacientes brasileños.


El gobierno de Cuba anunció esta semana que pone fin a su contribución en el Programa Más Médicos, implementado en 2013 por la entonces presidenta Dilma Rousseff para suplir las carencias de profesionales de la salud en áreas remotas y rurales de Brasil con doctores de otras partes del mundo.

Los cubanos deberán abandonar Brasil hasta el 31 de diciembre, y algunos serán repatriados a Cuba a partir de la próxima semana, lo que generó una inmensa preocupación en municipios brasileños donde solo ellos atienden a la población.

Con unos 18 mil profesionales, decenas de ellos mexicanos, los médicos cubanos eran los más numerosos del Más Médicos, con ocho mil 500 profesionales.

Sus condiciones laborales, sin embargo, crearon polémica, ya que ellos reciben apenas 30 por ciento del salario (el resto va para el gobierno de Cuba), y no pueden traer a sus familias desde la isla.

Fue precisamente esa cuestión la que criticó Bolsonaro este viernes, que durante la campaña ya había evocado la posibilidad de expulsar a los cubanos “a golpe de firma” si era elegido presidente.

“¿Vamos a hablar de derechos humanos? Es una situación prácticamente de esclavitud a la que están siendo sometidos los cubanos. Imaginen confiscar 70 por ciento de su salario”, dijo el exmilitar, que prometió “asilo” cuando sea presidente a los cubanos por “la dictadura en la isla”.

Sus exabruptos, sin embargo, provocaron un espacio diplomático entre Brasil y Cuba, mientras en cientos de municipios brasileños alertaron de la grave crisis que puede provocar el inmediato vacío de atención médica.

Ocho mil 500 médicos cubanos atienden mil 600 municipios brasileños, buena parte de ellos menores de 20 mil habitantes en el marco del Programa Más Médicos, así como 300 áreas indígenas.

El Ministerio de Salud de Brasil dijo este viernes que abrirá concursos públicos este mismo mes para que las más de ocho mil plazas dejadas por los cubanos sean cubiertas por profesionales brasileños.

Sin embargo, es improbable que se logre en un corto plazo de tiempo el envío de profesionales a áreas de difícil acceso y donde, generalmente, los doctores brasileños no quieren instalarse por años por los salarios propuestos, que rondan los tres mil dólares.

A pesar de las críticas de Bolsonaro, quien exigió una “reválida” en Brasil de los diplomas de los doctores cubanos, estudios académicos muestran que el Programa Más Médicos provocó un aumento del seis por ciento en las consultas, y redujo el número de pacientes internados en hospitales y los costos por tratamiento.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...