Crímenes de guerra de todas las partes en conflicto de Yemen: ONU

El Grupo de Expertos tiene motivos razonables para creer que el gobierno del Yemen y la coalición podrían haber perpetrado ataques

Compartir:

Todas las partes involucradas en el conflicto de Yemen, incluida la coalición árabe a mando de Arabia Saudita, han cometido posibles crímenes de guerra, incluidos mortales ataques aéreos, agresiones sexuales y el reclutamiento de niños soldados, denunció hoy Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

El Expertos del Grupo, que recibió el mandato del Consejo para llevar a cabo un análisis exhaustivo sobre la situación de los derechos humanos en Yemen, determinó que el gobierno de Yemen, los rebeldes Houthi y la coalición han cometido actos que, sujetos a la determinación de un tribunal independiente y competente, equivalen a crímenes internacionales.


En un informe, el panel de expertos internacionales señala que en base a los incidentes que examinaron, el Grupo de Expertos tiene motivos razonables para creer que el gobierno del Yemen y la coalición podrían haber perpetrado ataques, en violación de los principios de distinción, proporcionalidad y precaución que pueden constituir crímenes de guerra.

La República de Yemen ha permanecido sumida en el caos desde septiembre de 2014, cuando rebeldes houthis tomaron el control de la sede del gobierno, el aeropuerto, escuelas y varios edificios públicos de Saná, obligando al presidente Abd Rabbah Mansur Hadi a huir.

Desde el 26 de marzo de 2015, una coalición de nueve países árabes, liderada por Arabia Saudita, impulsa una ofensiva militar contra la milicia houthi, en busca de restablecer al presidente Hadi en el poder y regresar la calma a Yemen.

“Hay pocas pruebas de que las partes en el conflicto intenten minimizar las bajas civiles. Les pido que den prioridad a la dignidad humana en este conflicto olvidado “, afirmó Kamel Jendoubi, presidente del Grupo durante la presentación de su reporte en Ginebra.

La información documentada por el Grupo de expertos eminentes regionales e internacionales sobre el Yemen sugiere firmemente que las partes en el conflicto armado han perpetrado y siguen perpetrando violaciones y crímenes en virtud del derecho internacional.

El informe del Grupo, que abarcó el período comprendido entre septiembre de 2014 y junio de 2018, analiza los principales patrones de violaciones y abusos de las normas internacionales de derechos humanos, el derecho internacional humanitario y el derecho penal internacional cometidos por las partes en el conflicto.

Además, el documento identifica áreas significativas en las que se pueden haber cometido violaciones y abusos, aunque los expertos consideran que se requiere más investigación para determinar su origen.

En las conclusiones del informe de 41 páginas, el Grupo afirma que los ataques aéreos de la coalición han causado la mayoría de las bajas civiles directas, ya que han golpeado áreas residenciales, mercados, funerales, bodas, centros de detención, botes civiles e incluso instalaciones médicas.

Según la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, desde marzo de 2015 hasta el 23 de agosto de 2018, seis mil 660 civiles murieron y 10 mil 563 resultaron heridos, aunque es muy probable que las cifras reales sean significativamente más altas.

El reporte resaltó que las severas restricciones navales y aéreas impuestas por la coalición en Yemen, desde marzo de 2015, constituyen una violación de la regla de proporcionalidad del derecho internacional humanitario.

Además, agregó, el cierre efectivo del aeropuerto de Saná es una violación de la protección del derecho internacional humanitario para los enfermos y heridos. “Tales actos, junto con la intención requerida, pueden constituir crímenes internacionales”.

El Grupo de Expertos también descubrió que muchas partes que combaten en la sureña ciudad de Ta’izz, tanto las fuerzas gubernamentales, como las tropas Houthi, han sido responsables de un gran número de bajas civiles, aunque admitió que requiere de una mayor investigación.

Las investigaciones del Grupo de Expertos confirman también la detención arbitraria generalizada en todo el país, en las que no se informó a los detenidos de los motivos de su detención, y el maltrato y la tortura en algunas instalaciones.

Los expertos también tienen motivos razonables para creer que, desde septiembre de 2014, las partes en el conflicto en el Yemen han restringido severamente el derecho a la libertad de expresión.

“Defensores y defensoras de los derechos humanos y periodistas han enfrentado incesantes hostigamientos, amenazas y campañas de desprestigio por parte del gobierno de Yemen, fuerzas de la coalición, incluidas Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos y por las autoridades de facto en evidente desprecio de las leyes de derechos humanos”, indicó.

El Grupo de Expertos también tiene información sustancial que indica que el gobierno, las fuerzas de la coalición y las fuerzas de Houthi han o están reclutando niños para unirse a sus fuerzas y los han utilizado para participar activamente en las hostilidades.

“En la mayoría de los casos, los niños tenían entre 11 y 17 años de edad, pero ha habido informes consistentes sobre el reclutamiento o el uso de niños de tan solo ocho años”, resaltó el informe del Grupo de Expertos.

“La principal responsabilidad legal de abordar estas violaciones y crímenes recae en el gobierno de Yemen, que tiene el deber de proteger a las personas bajo su jurisdicción. Pido al gobierno de Yemen que investigue y enjuicie las violaciones que equivalen a crímenes cometidos por sus nacionales y las fuerzas armadas”, apuntó Jendoubi.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...