Con normalidad transcurre votación en Cuba para nueva Constitución

Compartir:

El presidente de Cuba, Miguel Diaz-Canel, así como otros ministros y funcionarios acudieron a votar hoy, donde unos ocho millones de cubanos mayores de 16 años ejercerán su sufragio en el referéndum para una nueva Constitución que sustituirá a la de 1976.

“Esta Constitución es la que le dejaremos a nuestros hijos y nietos (…) Esta Constitución dignifica y enaltece el legado de Fidel, de Martí y de Raúl, y profundiza los derechos”, señaló el mandatario cubano, que voto en el colegio tres de la circunscripción 57 del municipio Playa en La Habana.


“La Constitución ayuda al perfeccionamiento de nuestro Socialismo, reconoce la diversidad, nuevas formas de gestión que contribuirán al desarrollo de la economía. Una Constitución que amplía la dignidad de todos los cubanos”.

“Esta Constitución ratifica los principios de la política exterior de la revolución cubana, de nuestra diplomacia, los enriquece y moderniza”, manifestó el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, luego de emitir su voto, de acuerdo con el diario “Granma”.

“Estoy realmente feliz y tomo esta histórica oportunidad por mi familia y por mi y estoy seguro que pudiera ser un importante paso por un mejor futuro y nación”, refirió.

Por su parte , la presidente de la Comisión Electoral Nacional, Alina Balseiro Gutiérrez, declaró que con total normalidad, desde las 07:00 hora local (12:00 GMT) están abiertos los colegios electorales en todo el país, y están convocados más de ocho millones de cubanos para sufragar en los 24 mil 297 colegios electorales en Cuba, que funcionan sin contratiempos y con normalidad.

“Alrededor de 200 mil cubanos participan como autoridades electorales, además de los colaboradores”, indicó, según el rotativo.

Inés María Chapman Waugh, vicepresidenta del Consejo de Estado y de Ministros de Cuba, señaló que “como cada cubano, democracia plena, los niños y niñas custodian las urnas, los ancianos, los jóvenes, al igual que todos, dan su apoyo”.

De acuerdo con el Artículo 162 de la Ley Electoral dispone que “por medio del referendo que convoca la Asamblea Nacional del Poder Popular, los ciudadanos con derecho electoral expresan si ratifican o no los proyectos de leyes de Reforma Constitucional”, para que puedan entrar en vigor.

Para llevar a efecto el referendo se emplean boletas en las que se expresa, clara y concretamente, la cuestión que se consulta al cuerpo electoral. En el caso de la consulta del 24 de febrero, la pregunta será: “¿Ratifica usted la nueva Constitución de la República?”, y se dispondrá en la boleta de dos espacios: uno para el Sí y otro para el No, de acuerdo con lo establecido en la ley.

Los diputados aprobaron, el 22 de diciembre pasado, el texto final de la Constitución, para el referendo de este domingo, que coincide con la efeméride del 24 de febrero de 1895, que es recordada en la historia cubana como el Grito de Baire, que marca el momento en que comenzó la segunda guerra de Independencia contra España.

La nueva Constitución ratifica el carácter socialista de Cuba, promulgado por Fidel Castro el 16 de abril de 1961, pero anula el término comunista. También contempla cambios en la estructura del Estado y desaparece el cargo de presidente del Consejo de Estado y de Ministros, por lo que habrá un presidente de la República que tendrá las funciones de jefe de Estado, un vicepresidente y un primer ministro como jefe de gobierno.

Se crean además las figuras de gobernadores provinciales e intendentes, con lo que se separan los distintos niveles de gobierno, incluso a nivel de provincia y de municipio.

La nueva Carta Magna establece que los gobernadores serán designados por la ANPP y el vicegobernador por el Consejo de Ministros. Asimismo se extiende el mandato de las asambleas municipales a cinco años.

Aunque el nuevo texto incluye reformas en los tipos de forma de la propiedad, confirma que los yacimientos minerales y las playas son parte de la propiedad socialista de todo el pueblo, ratifica que la salud pública y la educación son responsabilidades del Estado y reafirma su carácter laico.

Se reconoce también el matrimonio igualitario, al definirlo como “la unión consensuada entre dos personas con aptitud legal para ello”, mientras que la actual Constitución señala que es “la unión concertada voluntariamente entre un hombre y una mujer”.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...