Bélgica recibirá a expresidente de Costa de Marfil absuelto por la CPI

El Ministerio belga de Relaciones Exteriores informó este sábado que Bruselas aceptó dar la bienvenida a Gbagbo en respuesta a una solicitud de cooperación con la CPI, con sede en La Haya, pero sin proporcionar mayores detalles al respecto.

Compartir:

El expresidente de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo, se alojará en Bélgica después de que la Corte Penal Internacional (CPI) lo declaró inocente de la ola de violencia que ocurrió en su país en 2010 y ordenó su libertad condicional, en espera de una posible apelación contra su absolución.

El Ministerio belga de Relaciones Exteriores informó este sábado que Bruselas aceptó dar la bienvenida a Gbagbo en respuesta a una solicitud de cooperación con la CPI, con sede en La Haya, pero sin proporcionar mayores detalles al respecto.


El exlíder marfileño y su asesor Charles Ble Goude enfrentaban cargos por asesinato, violación, persecución y otros actos inhumanos, que constituyen crímenes de lesa humanidad, y habrían sido cometidos por las fuerzas pro-Gbagbo tras las disputadas elecciones de 2010.

Sin embargo, Gbagbo, el primer exjefe de Estado que es juzgado en La Haya, y Ble Goude fueron declarados inocentes el pasado 15 de enero y los jueces acordaron su liberación ayer viernes a condición de que vivan en un tercer país en espera de una apelación de la fiscalía.

La cancillería belga indicó que se aceptó la solicitud de la CPI para hospedar a Gbagbo “simplemente porque tiene familia en Bélgica, su segunda esposa y un hijo viven en Bruselas”, según reportes del canal público de televisión RTBF.

“Llegamos a la conclusión de que está bien que se quede en Bélgica mientras esté en libertad condicional”, declaró el ministro de Relaciones Exteriores, Didier Reynders, y agregó que las “condiciones” de su estadía se discutirán con la CPI, incluidos los “límites” a los movimientos de Gbagbo.

El exmandatario estaba bajo custodia del CPI desde 2011 y aún después de la absolución permaneció en detención, ya que los jueces esperaban las objeciones de los fiscales, pues éstos anunciaron que planeaban apelar el fallo.

“Solo después de que hayamos tenido la oportunidad de examinar y analizar cuidadosamente su razonamiento, mi oficina tomará una decisión sobre la apelación”, declaró la fiscal de la CPI, Fatou Bensouda.

Más de tres mil personas murieron en ambos bandos después de que Gbagbo se negara a admitir la derrota en las elecciones presidenciales de 2010 ante su rival Alassane Ouattara, quien tenía el respaldo internacional y actualmente es el presidente de Costa de Marfil.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...