González figura de los Pumas en igualada a tres goles con los Tigres

Atacante paraguayo de conjunto de la UNAM marca hat-trick

Compartir:

En un estadio Olímpico Universitario de rosa por el obsequio de playeras, por parte del cuadro local, con motivo de la lucha contra el cáncer de mama, ambas escuadras protagonizaron un partido emocionante, sin guardarse nada, en su afán de afianzarse en zona de liguilla.

Con la responsabilidad de estar encasa, el club Universidad Nacional tomó la iniciativa y se puso en ventaja tras una jugada de Felipe Mora ante el achique del portero Nahuel Guzmán que acabó con un rebote favorable para que Carlos González mandara el balón al fondo de las redes.


La anotación mejoró el partido y despertó a Tigres, que primero empató con un golazo, desde afuera del área, por parte de “Edu” Vargas, imposible para el guardameta Alfredo Saldívar;  después, una mala marcación de Alan Mendoza habilitó a Rafael Durán, quien, de media vuelta, puso el 2-1.

Si el primer tanto de los norteños fue un golazo, el empate a dos goles de los Pumas no se quedó atrás en una acción que comenzó, por el costado derecho, con pase bombeado de Alan Mozo a Pablo Barrera, que sin dejar caer el esférico centró para volea y doblete del guaraní González. Aunque se apreció un ritmo más lento y la presencia de lluvia, el segundo lapso no quedó a deber y los regiomontanos recuperaron la ventaja 3-2 en el amanecer del complemento luego de una serie de regates de Javier Aquino que acabó en pase a Gignac, que no perdonó.

Tigres parecía un poco mejor, pero no pudo aumentar la diferencia y la UNAM consiguió la igualada a tres goles  en un buen pase de Barrera para cabezazo de González, quien firmó su triplete para responder a su cartel de goleador con los capitalinos.

El VAR le anuló un gol a Tigres, del colombiano Julián Quiñones, por fuera de lugar de su compañero Luis “Chaka” Rodríguez; luego, Gignac, de manera increíble, falló una acción a bocajarro; Pumas, por su parte, tocó la puerta rival con Matías Alustiza, pero se estrelló con Nahuel Guzmán.

Al final, ambos clubes acabaron desgastados y con un punto cada uno para mantener firmes sus aspiraciones de meterse a la “fiesta grande” del futbol mexicano.

El árbitro del partido fue César Arturo Ramos, quien cumplió con su labor; amonestó a los locales Alan Mendoza, Pablo Barrera y Alan Mozo.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...