Miss Mermaid México, concurso temático de carácter nacional e internacional

Se califica el nado de sirena y la prueba de talento: Zeltzin Gutiérrez Yo compito para ganar y quiero trascender, expresa Laura Segovia El sacrificio bien vale la pena con el fin de aportar algo y hacer labor altruista, dice Susana Ortiz

Compartir:
Fotos: Jose Luis Vazquez A.

La Redacción de IMPACTO estuvo de manteles largos con la presencia de Zeltzin Gutiérrez, directora general de Miss Mermaid México, y con la asistencia de dos bellas sirenas: Laura Segovia y Susana Ortiz.


Zeltzin Gutiérrez, directora general de Miss Mermaid México,

Ellas platicaron largo y tendido con esta Casa Editorial y la hermosa Zeltzin explica en qué consiste este concurso.

Las esculturales Laura y Susana narran sus experiencias en los entrenamientos para poder nadar como sirenas, una labor extenuante que requiere mucha práctica bajo el agua.

MISS MERMAID ES UN CERTAMEN INTEGRAL: ZELTZIN GUTIÉRREZ

Antes de iniciar la entrevista, Gutiérrez comenta el inicio de este certamen.

“Soy Zeltzin Gutiérrez, directora general del concurso Miss Mermaid México, y es un certamen temático integral de sirenas, temático porque todas las participantes se caracterizan de sirenas, las actividades realmente hay que nadar como sirena, bajo el agua, eso se califica, hay pruebas de talento, hay pruebas de propuesta social en medio ambiente, como la institución Salvando Oceanos, se hacen pruebas del estado que representan por parte del jurado y califican las actitudes, por todo lo antes dicho es un certamen que llamamos integral, fomenta la cultura, el deporte en los jóvenes y también el cuidado del medio ambiente y obviamente el turismo”, añade.

“Es un concurso que tiene una proyección internacional, la chica que gane representará en México en el concurso internacional de sirenas que se realizará en Egipto del 1 al 16 de noviembre y este concurso se realiza cada año, por lo que se promueve el turismo nacional en el certamen internacional”, agrega.

Susana Ortiz

—¿Cómo nace Miss Mermaid México?

“El certamen surgió en 2015 a raíz de mi participación en el concurso internacional, quedé en cuarto lugar, me gustó mucho el concepto y los retos que nos ponían como participantes y de ahí surgió la idea de hacerla aquí en México, se pidió la licencia, tenemos los derechos y ya llevamos tres años realizando este certamen.

“Ha sido un trabajo muy titánico, pero también muy gratificante por los resultados que hemos obtenido.

—¿Cómo se obtienen los recursos?

“Todos los patrocinadores son en especie y yo pongo la inyección económica, yo pongo todos mis ingresos para realizar este proyecto, todo lo que gano lo pongo en este concurso”.

—¿Por qué impulsar este certamen?

“Yo quiero que México tenga un evento de sirenas que se pueda realizar año tras año y que genere empleos, y que con el paso del tiempo este certamen sea autosuficiente y sostenible, que empiece a generar sus propios ingresos para poder pagar a todas personas involucradas en este proyecto”.

Laura Segovia

—¿Qué buscas con este concurso?

“Buscamos que el evento crezca, tenga más publicidad, más difusión para que así ya podamos contar con apoyos y recursos tanto del gobierno como de empresas y que el proyecto se quede permanente año tras año de manera sostenible y empiece a generar sus propios ingresos.

“Ahorita el certamen existe y tiene lo necesario para existir, lo básico para subsistir, pero buscamos que sea capitalizable.

—¿La meta de Miss Mermaid México?

“Pues hay un plan de negocio a largo plazo, que estamos trabajando, vamos cumpliendo metas, vamos avanzando año tras año y la idea es que se expanda por todo el país”.

YO COMPITO PARA GANAR: LAURA SEGOVIA

Laura Segovia, participante de Baja California Sur (BCS), expresa de forma directa que ella compite para ganar.

La bella Budeca habla de sus proyectos y de la experiencia de ser una sirena en un concurso a nivel nacional.

—¿Laura, cómo supiste del concurso?

“Yo siempre estoy en Instagram, subiendo videos, y me llegó la publicidad del concurso, me decían preséntate al casting, y entre los requisitos estaba la estatura de 1.65 m, y dije ‘ya empezamos con problemas’, pues yo mido 1.56, mandé mis fotos, me presenté al casting y me dijeron si me podría comprometer al entrenamiento para aprender a nadar.

“Yo dije que sí y me dijeron ‘estás aceptada’ y pues ya me la he estado pasando en el entrenamiento, y sí es algo de entrenamiento, no es algo natural, pues tiene una técnica formal.

“De hecho me salió una erupción en la cara y fue por el estrés, la prueba de talento, y me dijeron ‘te calmas o ni siquiera vas a participar’”.

—¿Las pruebas son extenuantes?

“Es un tema, toda la fuerza va en el estómago, la natural sería nadar con las rodillas, pero ya un entrenador te dice ‘no hagas eso porque llega un punto en que te puedes lastimar las rodillas o la columna vertebral’.

“O lo peor que puede pasar es que te desmayes bajo el agua, no puedes entrenar sola por tu seguridad”.

—¿Por qué estar fuera de tu zona de confort?

“A mí me encanta estar fuera de mi zona de confort, siempre estoy buscando retos, esto es lo más mágico que me he encontrado, la magia de ser una sirena y estar bajo el agua, estar saludando a los medios, me encanta que me tomen videos, es algo que nadie hace o cuando menos aquí en México eso no es normal.

“A raíz de esto me he estado acomodado muchas ideas, en mis proyectos personales también, como hacer sirenas pero algo más urbano, llegar a impactar con esto sería mi meta”.

—¿Qué buscas en este concurso?

“Yo busco ganar, hay gente que compite, pero compite para perder, yo participo para ganar porque quiero representar a México en otro país y dar mi esfuerzo.

“Me queda claro que todas las chicas se están entregando y está entrenando la mayoría muy bien. Me apasiona sentir la competencia y que si alguien va mejor que yo, eso me motiva para entrenar al doble”.

—¿Después del concurso qué?

“Yo quiero hacer un pacto general en redes sociales, porque sentarse con cada persona es muy difícil; a lo mejor en un futuro me gustaría tener una fundación que esté más enfocado en la educación y pobreza, es algo divertido y bonito que puedo agregar en mis planes que ya tengo, a mí me gusta la política, buscaría algo innovador que eso siempre me va a pegar y me gustaría una escuela de sirenas en México para ayudar a Miss Mermaid, mis entrenadoras no me están cobrando nada y me están dedicando mucho tiempo, yo las pondría al servicio para fomentar el deporte… yo con eso me sentiría bien por aportar algo”.

—¿Cómo realizas tu entrenamiento?

“Yo entreno en todos lados, cada quien entrena por su cuenta y como pueda”.

“En donde hago mi entrenamiento muchos ya me identifican y me conocen como la sirena, esperan que entrene pues me quieren ver”.

 

—¿Algo que quieras agregar?

“Pues que estén pendientes de mis actividades en mis redes sociales, habrá muchas sorpresas y proyectos en el futuro que ya les iré platicando y dar las gracias a IMPACTO por esta entrevista. Ya cuando tenga un proyecto ya consolidado, se los haré saber”.

 

BUSCO APORTAR Y HACER UNA LABOR ALTRUISTA, MÁS ALLÁ DEL CONCURSO: SUSANA ORTIZ

Susana Ortiz, la participante del estado de Nayarit, enfatiza que los entrenamientos son desgastantes y muy estresantes, pero que el sacrificio bien vale la pena con el fin de aportar algo y hacer labor altruista.

—¿Cómo te enteraste del concurso?

“A mí me gustan mucho las sirenas y estando en Instagram me apareció el concurso Mermaid México 2018, me metí, llené el formulario y a los dos días me hablaron para decirme que ‘te queremos en el concurso’.

“Yo grité de emoción y dije ‘ayyyy’, qué padre”.

—¿Cómo has sentido el entrenamiento?

“Yo he nadado toda la vida, siempre he sido nadadora, sin embargo, es una cosa muy distinta, pues no tienes movimientos en las piernas, entonces es muy complicado y estresante, no es fácil estar bajo el agua, controlar la respiración”.

—¿Qué se te ha complicado?

“Lo que se me complica es sumergirme y quedarme abajo del agua, porque una cosa es nadar bajo el agua y otra cosa es quedarte estática bajo el agua, y eso es supercomplicado”.

—¿Por qué salir de tu zona de confort?

“Es por hacer algo que me deje una enseñanza y que yo pueda compartir, porque yo siempre he estado en contacto con programas sociales, es algo que me motivó muchísimo y nunca imaginé estar ni había visto un certamen que trabajara por una causa social como éste.

—¿Extenuantes los entrenamientos?

“Yo entré al casting el 9 de julio y ya llevo treinta días entrenando muy duro en esto.

“Yo busco aportar algo y hacer una labor altruista, más allá del concurso.

“El estrés es mucho, yo vivo el día a día y no me he puesto en pensar en mi futuro, pero si gano el concurso sería muy padre”.

Aunque el certamen de Miss Mermaid México es nuevo, es indudable que el concurso llegó para quedarse, pues tiene los ingredientes para permanecer, y si eso le agregas el empuje de Zeltzin y el atractivo visual de las sirenas, como Laura Segovia, pues no hay mucho qué decir, sólo disfrutar e impulsar este certamen de bellas sirenas.

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...