Testamento, la mejor herencia en vida

El testamento garantiza que los bienes que uno posee se puedan transmitir en forma ordenada y pacífica a quienes se decida

Compartir:

De acuerdo con el Colegio Nacional del Notariado Mexicano (CNNM), decidir en vida de manera clara y por voluntad propia la distribución de los bienes cuando uno fallezca, es un acto de responsabilidad y de gran importancia para la tranquilidad de los seres queridos.

En el marco del Día de Muertos, el organismo refiere que el testamento garantiza que los bienes que uno posee se puedan transmitir en forma ordenada y pacífica a quienes se decida.

Si no se tiene algún inmueble qué heredar, pero se es empleado y se cuenta con caja de ahorro o una pensión, es necesario que en la empresa en la que se labora se tengan registrados a los familiares como beneficiarios.

Si no se deja un testamento, la familia se verá obligada a solicitar la intervención de un juez, quien repartirá los bienes en forma equitativa, proceso que llega a ser tardado y sobre todo generará un gasto significativo a la familia.

El Código Civil establece el orden de quienes podrán heredar tus bienes, siendo el esposo o la esposa los primeros en poder recibirlos, luego el concubino o concubina, los hijos, los padres o abuelos, hermanos y, por último, parientes cercanos.

Ante ello, el CNNM emite por medio de un comunicado una serie de recomendaciones para que, llegado el momento de partir, no se hereden problemas a la familia.

El CNNM señala que un testamento de voluntad anticipada es una de las formas que existen para que tratado médicamente ante enfermedades terminales o accidentes, liberando a la familia de esa decisión.

Por otra parte, indica que también se debe tomar en cuenta la elaboración de un documento de tutela cautelar, con el que se permite designar a un tutor para que en caso de caer en una incapacidad natural y se esté imposibilitado para tomar decisiones, él se encargue de tu persona y patrimonio respetando tu voluntad.

Esta designación del tutor sólo será válida si se hace ante un notario o juez familiar. En el primer caso deberá constar en escritura pública y con las formalidades del testamento público abierto; en el segundo, el juez notificará de manera personal al tutor propuesto para la aceptación del cargo.

El organismo subraya que la escritura de propiedades es la única forma de tener la certeza jurídica de una propiedad ante terceros, así como la importancia de hacer un listado de las cuentas bancarias, inversiones y seguros de vida que se tengan, los cuales sólo son entregados a quien lo reclame, por lo que la familia debe conocer esta información a detalle.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...