Que STPS coadyuve con tribunales de trabajo de frontera norte

Diputados ponen énfasis en situaciones que se han presentado por el aumento al salario mínimo

Compartir:

La Cámara de Diputados exhortó a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) a coadyuvar con los tribunales de trabajo de las distintas entidades federativas de la zona libre de la frontera norte ante situaciones que se han presentado por el aumento al salario mínimo.
Ello, para establecer un programa temporal de atención, orientación y ayuda a quienes laboran en la pequeña y microempresa de esas entidades, a fin de garantizar el cumplimiento del incremento del salario mínimo.
Al fundamentar el punto de acuerdo aprobado en votación económica, el diputado Armando Reyes Ledesma, del Partido del Trabajo (PT), recordó que el salario mínimo es de 176 pesos por jornada diaria de trabajo en la zona norte del país a partir del 1 de enero del año en curso.
Refirió que el área beneficiada integra 43 municipios de Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.
Detalló que en Baja California existen dudas entre los trabajadores en cuanto a la implantación de la resolución de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos.
“Se han comenzado a dar casos de trabajadoras y trabajadores vendedores de piso en el que el patrón, por un lado, acata la resolución del incremento del salario de 176 pesos, pero por el otro lado les reduce o elimina el porcentaje de comisiones por ventas al que tenían originalmente como prestación”, refirió.
Pidió poner mayor atención para salvaguardar los derechos adquiridos por el trabajador y tener claro que la problemática se puede acrecentar debido a que 57.8 por ciento de asalariados de tiempo completo con un salario mínimo trabajan en micronegocios, donde emplean de uno a cinco personas.
Por lo tanto, dijo, es importante que la STPS proporcione ayuda a los trabajadores afectados por medidas erróneas establecidas por diversas empresas.
En tanto, el diputado Manuel Gómez Ventura, de Morena, refirió que el Ejecutivo federal hizo realidad el incremento del salario mínimo y que en la frontera aumentó un cien por ciento, mientras que en el resto del país es de 16.21 por ciento.
Sin embargo, dijo que han surgido reacciones de algunos empresarios en la zona fronteriza que han significado, en algunos casos, la disminución de bonos y beneficios para los trabajadores, por lo que consideró necesario hacer un llamado a las autoridades correspondientes.
En tanto, Evaristo Lenin Pérez Rivera, diputado del Partido Acción Nacional (PAN), mencionó que existe una enorme brecha entre un trabajador de la industria automotriz que gana nueve dólares al día -con el incremento a 176 pesos- contra los 20 dólares por hora que se le pagan a un empleado que hace la misma labor en una empresa en Estados Unidos.
Por ello, dijo que si bien su bancada está de acuerdo en el incremento que se da y que puede disminuir el enorme rango de injusticia, el enorme compromiso del gobierno debe ser construir las condiciones económicas para que los trabajadores verdaderamente tengan un salario digno.
A su vez, el diputado priísta Isaías González Cuevas dijo estar a favor del aumento salarial para la zona fronteriza, sin embargo, resaltó que la medida ha ocasionado problemas para los negocios pequeños que emplean de una a cinco personas, por lo que tendrán que ser atendidos en una Junta Local de Conciliación y Arbitraje de cada municipio.
“Nosotros estamos de acuerdo que se haga justicia y se paguen los salarios, pero debe canalizar al canal correspondiente, pues la autoridad federal se encarga de otros temas; si bien puede ayudar, el trabajo es de los tribunales locales de cada entidad federativa”, sostuvo.
Sugirió que la STPS sea coadyuvante, de lo contrario, se le quita la responsabilidad a los tribunales locales.


Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...