Japón reporta una de las pérdidas más grandes en moneda virtual

Después de una jornada repleta de rumores y especulaciones en el mercado, Coincheck, unas de las principales plataformas de intercambio de criptomonedas de Japón y Asia, anunció que había detectado un acceso no autorizado a su sistema en la madrugada del viernes

Compartir:

Cerca de 58 mil millones de yenes (534 millones de dólares) de la criptomoneda NEM han desaparecido de una bolsa japonesa debido a un probable ataque cibernético, señaló el operador luego de suspender los retiros y el comercio de la moneda virtual.

Después de una jornada repleta de rumores y especulaciones en el mercado, Coincheck, unas de las principales plataformas de intercambio de criptomonedas de Japón y Asia, anunció que había detectado un acceso no autorizado a su sistema en la madrugada del viernes.

En una de las pérdidas más grandes en las que incurre una moneda virtual como resultado de una operación fraudulenta, Coincheck reportó en su sitio web que había frenado las ventas y los retiros de la moneda, que se llama NEM.

Más tarde, la operadora agregó que también tenía relaciones restringidas en la mayoría de otras criptomonedas.

En una conferencia de prensa, el presidente de Coincheck, Koichiro Wada, se inclinó y se disculpó, mientras las imágenes de televisión japonesas mostraron a un pequeño grupo de clientes frente a la sede de la empresa en Tokio.

Una mujer de 28 años que trabaja en el sector financiero aseguró que había invertido unos 800 mil yenes en transacciones, pero que no ha podido retirarlo, de acuerdo con la agencia japonesa de noticias Kyodo.

El caso llega después de que el país asiático fuera escenario en 2014 del escándalo de Mt.Gox, en su día la mayor casa de cambio de la criptomoneda, que quebró tras la desaparición de cientos de millones de dólares en bitcoins por una supuesta malversación cometida por su propietario, Mark Karpeles.

Coincheck indicó que está investigando cómo ha desaparecido el NEM del intercambio, mientras informaba el caso a la Agencia de Servicios Financieros y al Departamento de Policía Metropolitana.

Wada expresó su intención de considerar reembolsar a los clientes y reveló que la compañía ha iniciado un debate interno sobre la posibilidad de recibir asistencia financiera.

La empresa se percató de la situación a aproximadamente las 11:30 horas del viernes, más de ocho horas después del incidente, y empezó a suspender en etapas las transacciones de la mayoría de sus criptomonedas.

Sus ejecutivos señalan que se está averiguando qué ocurrió y que aún no se sabe cuándo reanudarán las transacciones.

Coincheck, establecida en agosto de 2012, comercia varias criptomonedas. En un intento por proteger a los consumidores, la Dirección de Servicios Financieros ha estado exigiendo desde octubre el registro oficial de todas las empresas de cambio de criptomonedas.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...