Gobierno federal en ‘guerra’ ahora con calificadoras por baja a Pemex

Fitch Ratings da “perspectiva negativa” y Moody’s el beneficio de la duda en seis meses

Compartir:

Ante la baja calificación de nivel crediticio para Pemex por parte de las calificadoras internacionales, el Presidente Andrés Manuel López Obrador responde: “Pemex, empresa sólida que se maneja con honestidad”.

Los inversionistas con ética saben muy bien que Pemex es una empresa sólida porque ya se maneja con honestidad, y que la calificación de ésta “es mejor que en los últimos 30 años, porque su principal problema era la corrupción” y ya se está combatiendo, afirmó López Obrador.


Consideró que las calificadoras internacionales no han tomado en cuenta las variables en la problemática de esta compañía y que con la intervención de su gobierno se ahorrarán 30 mil millones de pesos.

El Primer Mandatario aseguró que se fortalecerán las finanzas públicas de Pemex y explicó que las críticas son por los cambios que emprendió su gobierno, ahora los inconformes “tratan de desprestigiarnos cuando México tiene mucha fortaleza” y autoridad moral. La gente, dijo, se siente orgullosa porque se está enfrentando el problema, lo que nos coloca como ejemplo en el mundo por no permitir la corrupción.

Acompañado por integrantes de su gabinete, puntualizó que los señalamientos de las calificadoras son importantes, sin embargo, “no son jueces que sean infalibles”.

Señaló que sería importante que consideraran otros factores, ya que con los cambios en las políticas energéticas se establecía que se producirían tres millones de barriles diarios, lo que no está sucediendo, sino que la tendencia es a la baja porque se dejó de invertir y se preguntó si esto no lo sabían las calificadoras en el análisis que hicieron.

 

BAJA CALIFICACIÓN SE TOMA CON LA MÁS ALTA SERIEDAD: PEMEX

Petróleos Mexicanos (Pemex) afirmó que la baja en la calificación por parte de Fitch Ratings se toma con la más alta seriedad, por ello, incorporará de manera patente todos los comentarios, críticas y razones financieras para mejorar las perspectivas en el futuro.

El jefe de Inversiones y Relaciones de la empresa, Jaime del Río, dijo que lo anterior es muy importante para Pemex como emisor de bonos y para los tenedores de bonos, además está revisión se realizó entre 12 y 18 meses, por lo que ya conocían que la perspectiva no era buena.

“La conclusión es que estos negocios de gran envergadura, cambiar la directriz no es tan fácil, es mover un gran barco en un tiempo corto y se van a incorporar de manera patente todos los comentarios que nos han hecho ellos, todas las críticas y razones financieras”, afirmó.

Durante su participación en la Expo & Congress Energy México 2019, indicó que siguen en revisión, junto a la Secretaría de Hacienda, diferentes mecanismos para apoyar a Pemex en el futuro, ya que la rentabilidad de la empresas es una prioridad.

Para Pemex, las calificadoras son de la mayor relevancia; cualquier acción de calificación se toma al interior con mucha seriedad, con el más alto nivel y se mantiene un diálogo muy fluido con todas, en términos de administrar las perspectivas, los números y sobre el desempeño del negocio, abundó.

 

FITCH REPROBÓ GESTIONES DE EX TITULARES DE PEMEX, DICE DIPUTADO DE MORENA

El diputado Carol Antonio Altamirano, de Morena, consideró que la calificadora Fitch está reprobando las gestiones de los ex directores de Petróleos Mexicanos (Pemex).

El legislador expuso que la actual administración de Pemex lleva apenas dos meses y, en su opinión, a quienes Fitch está reprobando es a las gestiones de Emilio Lozoya, José González Anaya y Carlos Treviño.

“Este es el Pemex que nos heredaron, y hoy el diagnóstico arrojado por la calificadora nos dice claramente que lo heredado no es una buena situación, es más bien una gran deuda”, expresó.

Reconoció que entre las consecuencias de esta baja en la calificación está el encarecimiento del costo del dinero, es decir que Pemex pagará más por el que le prestan.

Deberá mejorar su imagen con los inversionistas, darles certeza de que lo invertido en la empresa está asegurado y que el plan de negocios garantiza los pagos a los tenedores de bonos.

Admitió que preocupa la calificación, pero la agencia tiene como metodología evaluar el desempeño histórico de Pemex, sobre todo el último año (2018), es decir no evalúa proyecciones.

Calificó como grave la caída de la inversión pública en la empresa petrolera durante esas gestiones y por haber duplicado prácticamente la deuda de Pemex.

 

MOODY’S DARÁ ‘EL BENEFICIO DE LA DUDA’

Moody’s aseguró que dará “el beneficio de la duda” al actual gobierno federal sobre las aciones que lleva a cabo en Petróleos Mexicanos (Pemex), por lo que al menos en el primer semestre del año no hará cambios a la calificación crediticia de la empresa productiva del Estado.

La vicepresidenta Senior de Moody’s Investor Service, Nymia Almeida, dijo que durante este tiempo la empresa petrolera deberá de demostrar su rentabilidad, que invertirán el doble en exploración y producción, entre otras acciones, que fomentarán mejores resultados.

“Queremos darle el beneficio porque este gobierno viene con un mandato muy fuerte en reducción de gastos, en costos, y eso es justo lo que necesita la empresa. Si no le ha alcanzado el dinero para invertir, para estabilizar la producción, es porque ha gastado más de lo que debería en proyectos que en otras partes del mundo cuestan más barato”, señaló.

En entrevista al término de su participación en la Expo & Congress Energy México 2019, recordó que la calificación actual de Pemex por parte de Moody’s es de BAA3 con pespectiva estable, y que de no entregar resultados positivos “será más difícil, pero no haremos ninguna acción hasta ver el primer semestre”.

Insistió en que a través de la austeridad en los gastos se cumpla con el objetivo del gobierno actual, ya que “no es imposible y se necesita tener voluntad”.

En la misma Expo, el socio director de Cuasar Capital, Carlos Sales, mencionó que tras la baja de la calificación de Pemex por parte de Fitch Ratings, que es reflejo de una situación delicada, se requiere de una “cirugía mayor”, una intervención completa del plan de negocios, gobierno corporativo, financiamientos, pérdidas, relación con el sindicato, entre otros.

“Si uno ve los números de Pemex, las deficiencias, la deuda por empleado, por reservas, no creo que esto se arregle con un poco más de inversión o con bajar los impuestos. Creo que es mejor tener un plan integral”, argumentó.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...