‘Ex directivo de Cruz Azul violenta a mujeres’

Así lo expresa una de las víctimas de Víctor Manuel Velázquez Rangel; Patricia Negrete detalla a IMPACTO el infierno que ha vivido desde hace 5 años, cuando Velázquez, Cruz y Marín llegaron a la Cooperativa Cruz Azul

Compartir:

Luego de que IMPACTO difundiera que un ex directivo de la Cooperativa Cruz Azul exige cuota y sexo a distribuidore(a)s, una de las víctimas, Patricia Negrete Aguirre, visitó las instalaciones de esta Casa Editorial para demostrar que es una prueba viviente de las muchas mujeres que pierden la paz y tranquilidad gracias al acoso de Víctor Manuel Velázquez Rangel y de Jorge Cruz Romero.

Negrete Aguirre agradece el espacio que se le brinda para revelar el martirio que sufre desde hace 5 años, tiempo en que Velázquez y Cruz llegaron a la Cooperativa Cruz Azul.


Negrete afirma de forma categórica que José Antonio Marín Gutiérrez, ex presidente del Consejo de Vigilancia de la Sociedad Cooperativa, se enteró del caso y nada hizo por dar solución. No actuó Marín, ¿por qué? ¿por complicidad? ¿O se hizo el occiso?

Cabe señalar que el señor Velázquez ocupó el cargo de director comercial hasta octubre, mes en que fue inhabilitado, mas no expulsado, por tener demandas en su contra.

Negrete reitera que es la prueba viviente de sufrir bloqueo financiero y también de abuso sexual por parte de Velázquez y de Cruz.

Patricia desde hace 5 años ha perdido la paz y la tranquilidad por estos individuos que no la dejan vivir y respirar, pues la atormentan continuamente mediante amenazas de atentar contra su familia.

Según la carpeta de investigación CI-FDIP/TP1/UI-1/CD/00031/03-17, levantada por Patricia Negrete, los mencionados anteriormente se confabularon para obligar a Negrete a acceder a una relación sexual, lo que ella rechazó, lo que provocó la reacción de ellos en una venganza y bloqueo financiero.

Cruz, Velázquez y Marín le hicieron cargos ‘fantasma’ a Negrete por la cantidad de los 20 millones de pesos, cobros que le afectaron muchísimo, por lo que la empresaria presentó una denuncia en la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México y los presuntos fueron llamados a esclarecer el asunto, pero pese a tener todas las pruebas no fueron investigados.

Pero para ahondar más en detalles y de todo el infierno que ha vivido, Patricia ofrece una exclusiva a IMPACTO sobre el acoso que ha sufrido.

—¿Tu nombre?

“Patricia Negrete Aguirre”.

—¿A quiénes acusas?

“Soy víctima de los señores Víctor Manuel Velázquez Rangel y Jorge Cruz Romero”.

—¿Cómo empieza tu viacrucis?

“Velázquez y Cruz me persiguieron, me empezaron a hacer una serie de cobros indebidos y me citaban aquí en la Ciudad de México con el pretexto de negociar tonelajes, plazas, clientes de cemento  (Cruz Azul).

“Siempre me decía el señor Cruz que tenía que ir a donde estaba el señor Velázquez, ya que sin su firma de nada servía y no salían  las autorizaciones.

“La función del señor Velázquez era director comercial, hoy inhabilitado, y Jorge Cruz, gerente de la zona centro”.

Negrete hace un paréntesis y expresa que su familia lleva trabajando con la compañía 40 años.

“Había otros gerentes anteriormente y las relaciones fueron muy profesionales y con respeto”, añade.

“Ellos ya habían trabajado antes y había trato  comercial; el problema inició cuando los hacen gerentes y director comercial, porque a partir de ahí la coacción se hace muy fuerte, en 2014, y más cuando murió mi papá, en mayo de 2015.

“Cuando mi papá fallece inició una persecución, acoso sexual, que por no querer problemas yo nada decía, no traspasé la línea, no tengo por qué seguir el juego y los evado, me empezaron a coaccionar y llego el momento en que me decían ‘o me das cuota o prestas tu servicios sexuales’ hasta que me agredieron peor que nunca.

“Me citaron en un restaurante, en Polanco, ya me habían citado antes y el pretexto era que siempre tenía que estar presente Víctor Manuel Velázquez para que autorizaran documentos.

“Me suspendieron porque había una deuda de 3 millones de pesos que nunca estuve de acuerdo y tengo la prueba de que tengo razón, pues era un cobro indebido.

“Estos señores me han estado haciendo cargos indebidos; yo estoy pidiendo aclaración de cuentas, me fastidiaron con suspenderme, paran operaciones de la empresa, dejan a 40 familias sin trabajo y con todos los compromisos de la empresa y con tráiler parados con choferes sin comer, durmiendo en el camarote.

“Ellos no me querían recibir en la oficina porque no tenían tiempo, me citaban en la tarde o noche, llegó el día que me citaron en Polanco, como 7 u 8 de la noche, supuestamente íbamos a negociar, yo llevaba 100 mil pesos en efectivo, ya era la segunda vez que le llevaba dinero, me interesaba entregar el dinero y venía desde Morelia con el dinero, tenía miedo que me parara un retén y meterme en un problema; llego y justamente uno se va y me deja con el otro, se me sube al carro (Jorge Cruz) y me agrede sexualmente, pero antes, en el restaurante, me empezaron a tocar los dos. Tenía mucho miedo a denunciar, ya no contestaba llamadas, ni asistía a los eventos, me traían vigilada, me cortaron, en enero ya no tenía empresa, yo en enero tomo la decisión de denunciarlos y decirles a los altos mandos de la Cooperativa Cruz Azul.

“No lo hice antes por amenazas, por dos empresas de 40 familias, que mi familia depende de mí y tenía un tumor en la cabeza, se me murió mi papá, la gente no se imagina el dolor y pesadilla que vive la víctima, es duro hacer este tipo de declaraciones.

“Da miedo, no quieres hacer nada, lo piensas muchísimo, qué me van a hacer, o sea, el miedo ya te domina en tu vida”.

—¿Qué paso después de la agresión sexual que sufriste?

“Siguió el acoso, demando y hoy es el día en que no me los quito todavía, me bloquearon en cuestión de negocios.

“Cuando llegué a la Procuraduría a denunciar, lo primero que me dijeron fue ‘prueba psicológica y médica’, en ese tiempo estaba Rodolfo Ríos, quien la verdad estaba haciendo bien su labor y la demanda estaba prosperando.

“Ellos dijeron que debía dinero, en noviembre cambié de abogado, empieza la denuncia, jalan el dictamen, pero vino el cambio de procurador y lo esconde Garrido para que no pueda tener las pruebas; vuelvo a cambiar de abogado porque lo compraron, hicieron violación de derechos.

“Ahora por fin aportaré las pruebas, que no puedo mencionar por ser pruebas legales.

“A mi familia los siguen y los asustan”, expresa con cierto temor.

— ¿Cómo recuperarías tu paz y tranquilidad?

“Primero que nada, que las autoridades hagan su trabajo, que se dicten las medidas cautelares para que la ley me proteja, yo sé que está la ley, pero desgraciadamente me he enfrentado a una impunidad terrible, hay muchísima corrupción en la Procuraduría, al grado de que se han violado todos mis derechos de mujer, y eso me ha obligado a ampararme, por eso ha sido tan largo este proceso, llevo dos años.

“Sí quiero resaltar esto, mis abogados y yo acabamos de ganar un juicio de amparo, en donde la juez menciona que efectivamente se violaron todos mis derechos, y que lo que estos señores tanto alegan de que es un no ejercicio de la acción penal, no es verdad, puesto que me dejaron en completo estado de indefensión, y de acuerdo con el artículo 88 del Código Nacional de Procedimientos Penales están violando mis derechos humanos más fundamentales, por lo que la juez invalidó esta resolución que había emitido la Procuraduría, porque va en contra de mis derechos y de mi integridad.

—¿Algo que quieras agregar?

“Nuevamente quiero advertir a todas las mujeres, a todas las personas y principalmente a las autoridades, que tengan mucho cuidado con la llamada asociación civil llamada CruzHada, que son las esposas de estos señores que están denunciados, que no es verdad que son perseguidas, las señoras ni siquiera laboran dentro de la cooperativa, ni tienen nada que ver, no tienen ningún trabajo, ellas son amas de casa y no hay nadie que las acose, aquí las acosadas y las que hemos sufrido la violencia de género somos las personas que trabajamos adentro y que tenemos que convivir en este ambiente laboral terrible que han impuesto estos señores desde siempre pero más cuando les dieron los últimos cargos.

“También mis abogados ya están enterados de toda la difamación que están haciendo de mi persona, y por supuesto vamos a tomar acciones legales, porque el daño que me están causando es muy grande y no es verdad todo lo que me han estado impugnando y publicando.

—¿Estás luchando por la justicia?

“Estoy luchando por la justicia y principalmente por mis derechos, es un viacrucis, es una revictimización total lo que a una mujer, a cualquier mujer que es violentada, nos hacen pasar las autoridades”.

“Y aquí está un documento que dice que han violado todos mis derechos de mujer, y que tengo todo el derecho de aportar todas las pruebas que tengo para que estos señores enfrenten a la justicia”.

—¿De quiénes estamos hablando?

“Del señor Víctor Manuel Velázquez Rangel y el señor Jorge Cruz Romero, quienes impusieron la política de violentar mujeres adentro de la organización”.

“Hoy es el día que no dejo de recibir coacción para que me dejen trabajar con libertad”.

Es así como de esta forma Patricia Negrete pone el dedo en la llaga y exhorta a las autoridades correspondientes a aplicar la justicia en su caso de violencia de género.


Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...