Decisión de cancelar NAIM implicará un deterioro a nivel macroeconómico: Citibanamex

Citibanamex resaltó que en particular consideran que el Movimiento de Tráfico Aéreo alcanzará el límite de 55 millones de pasajeros por año permitido, debido a la actual infraestructura del aeropuerto de la Ciudad de México

Compartir:

La determinación de cancelar el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) implica un deterioro significativo del marco macroeconómico hacia adelante, como lo sugiere el “empeoramiento” de los indicadores macro-financieros tras el anuncio, afirmó Citibanamex.

En la nota informativa: “La decisión sobre el aeropuerto: una derrota para el sentido común”, la institución financiera precisó que aunque es quizás más relevante desde una perspectiva de mediano plazo, la señal negativa que esta resolución envía a los mercados sobre la manera en cómo se hará política bajo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.


Señaló que en lo que respecta al tema financiero, el costo de cancelar el proyecto actual está subestimado aun cuando el presidente electo ratificó que todos los contratos serán honrados, las penalizaciones cubiertas y que existen suficientes recursos en el fideicomiso actual para enfrentar estos desembolsos.

En ese sentido, destacó que además de lo anterior se debe considerar las garantías que se activan sobre los bonos emitidos: un pago obligatorio de dichos instrumentos a su valor de emisión, el cual se activará si la concesión a la compañía desarrolladora GACM se cancela.

También se genera un evento de impago (default) si la razón de pago de servicio de deuda cae debajo de un múltiplo de 1.15 (actualmente día dicha razón está en 1.42), lo que limita el empleo de la Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA) para propósitos distintos a cubrir la deuda actual.

Explicó que un acuerdo negociado con acreedores es el resultado más factible aunque los estrategas de deuda piensan que será un largo proceso.

Por lo tanto, subrayó, pensamos que a final de cuentas serán necesarios recursos fiscales adicionales aun para una expansión mucho más modesta del  Movimiento de Tráfico Aéreo (MTA) en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM).

El estudio, resaltó que en lo que respecta a la parte técnica, el presidente electo ofreció que el proyecto alternativo estará listo para operar en tres años, debido a que posee información técnica no hecha pública con anterioridad, que garantiza la viabilidad de la opción Santa Lucía.

De ahí que “estamos al pendiente de conocer dicha información, así como de la opinión de los expertos sobre la misma, aunque tenemos serias dudas de que una solución al sobre-congestionamiento de tráfico aéreo de la ZMVM esté lista antes de mediados de la próxima década.

Citibanamex resaltó que en particular consideran que el Movimiento de Tráfico Aéreo alcanzará el límite de 55 millones de pasajeros por año permitido, debido a la actual infraestructura del aeropuerto de la Ciudad de México.

En tanto, el de Toluca ofrecerá un alivio modesto, pues es poco probable que las dos pistas de aterrizaje propuestas para Santa Lucía hayan para entonces obtenido todas las certificaciones requeridas, aún si efectivamente están listas en el tiempo prometido.

Ello, indicó, implica una restricción significativa en comparación con el MTA de 60 millones que esperaba procesarse para 2025 vía el proyecto descartado del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

De ahí que nivel macro, consideró, está decisión implica un deterioro sobre una situación inicial relativamente sana.

Subrayo que los riesgos a la baja en su pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) se incrementan sustancialmente. “Aún tenemos que calibrar las cifras precisas, en la medida que intentamos evaluar: la caída en Inversión Fija Bruta resultado de la cancelación directa del proyecto, desde el 2.6 por ciento anual para la primera mitad del 2019 a un 1.6 por ciento de crecimiento anual en ausencia de dicho proyecto.

Además el impacto de señalización sobre flujos de Inversión Extranjera Directa (IED), lo cual será particularmente relevante en primer trimestre de 2019, toda vez que es un periodo estacionalmente elevado para este tipo de flujos

Subrayó que el escenario actual ya asume un monto relativamente bajo de IED en el primer trimestre del próximo año con 7.4 mil millones de dólares contra un promedio en lo que va de la década de 10.9 mil millones de dólares, pero ahora pensamos que dicha cifra podría incluso ser más baja.

Respecto al tema financiero, detalla la mayor parte de la atención de los participantes en los mercados ha estado en la reacción cambiaria, pues el peso registró este lunes una depreciación de 3.62 por ciento contra el dólar.

Lo anterior, indicó, muestra que el nivel actual del tipo de cambio peso-dólar, ligeramente arriba del 20 pesos, reduce significativamente las probabilidades de materialización de nuestro pronóstico para cierre de este año (19.20).

De ahí que sería necesario un aumento de 25 puntos base en la tasa de referencia por parte del Banco de México (Banxico) en su reunión del próximo 15 de noviembre.

“Si eventualmente el Banxico opta por un aumento de tasa en noviembre, la probabilidad de recortes de tasa durante 2019 se reduciría significativamente, a nuestro parecer”, finalizó.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...