Comprometida esta administración con mantener finanzas públicas sanas

Compartir:

La presente administración está comprometida con mantener finanzas públicas sanas en beneficio de la estabilidad económica, como lo reflejan los resultados de las finanzas públicas a septiembre de este año, destacó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“La responsabilidad fiscal y la adecuada administración de la deuda pública continúan siendo un soporte fundamental para continuar creciendo y hacer frente a la situación que prevalece en la economía mundial”, añadió  la dependencia encargada de las finanzas públicas en el Informe Semanal de su Vocería.

En este contexto, la economía de México registró un desempeño resistente al contexto externo, donde los principales motores de la economía han sido el consumo privado y la expansión del sector externo, con fuentes de crecimiento balanceadas, agregó.

Señaló que durante el tercer trimestre del año, México enfrentó distintos desastres naturales que provocaron, además de pérdidas humanas y materiales, un impacto limitado en la economía, y se espera que el efecto de estos fenómenos sea temporal y se desvanezca en los próximos meses.

La estrategia del gobierno de la República para enfrentar el contexto internacional actual es mantener los fundamentos macroeconómicos sólidos, por lo que las prioridades son contar con finanzas públicas sanas y un manejo responsable del endeudamiento público, subrayó.

Destacó que los resultados sobre el balance fiscal y la deuda a septiembre de este año son congruentes con las metas anuales aprobadas por el Congreso de la Unión para 2017, de acuerdo con los resultados del informe trimestral de las finanzas públicas y la deuda pública, dado a conocer el pasado 30 de octubre.

Entre los principales resultados, refirió que de enero a septiembre de 2017, los ingresos presupuestarios ascendieron a tres billones 773 mil millones de pesos, cifra 5.1 por ciento superior en términos reales a los registrados en el mismo periodo de 2016,

Esto, sin considerar el entero del Remanente de Operación del Banco de México (ROBM) en ambos años y las aportaciones patrimoniales a Pemex en 2016, y 516.9 mil millones de pesos por arriba de los ingresos previstos en el programa.

Por otro lado, expuso, el gasto neto presupuestario alcanzó un monto de tres billones 731 mil millones de pesos en los primeros nueve meses del año, 6.4 por ciento real inferior a lo observado en el mismo periodo del año anterior, pero 85.1 mil millones de pesos mayor a lo previsto en el programa.

En esta línea, resaltó que el gasto programable se contrajo 10.7 por ciento real anual en el lapso referido, donde sobresale una reducción real anual de 6.4 por ciento en el gasto corriente estructural y de 14.8 por ciento en los subsidios, transferencias y aportaciones corrientes.

En tanto que las pensiones y jubilaciones aumentaron 4.5 por ciento real anual y el gasto de operación se elevó 1.7 por ciento, añadió la Secretaría de Hacienda.

Apuntó que el gasto no programable aumentó 8.2 por ciento real anual durante enero-septiembre pasados, ante el avance de 7.9 por ciento en las participaciones a las entidades federativas, debido a la evolución favorable de la recaudación federal participable. Por su parte, el costo financiero aumentó 11.2 por ciento.

Así, el superávit público sumó 63.2 mil millones de pesos durante los primeros nueve meses del año, el primero para un periodo similar desde 2008, que contrasta favorablemente con el déficit previsto para el periodo de 389.5 mil millones de pesos.

Al excluir la inversión productiva para evaluar la meta del balance, el saldo fue superavitario en 319.9 mil millones de pesos, mayor en 428.1 mil millones de pesos a lo que se esperaba y en 132.7 por ciento real anual al superávit registrado en el periodo enero-septiembre del año anterior.

Mencionó que el balance primario mostró un superávit de 416 mil millones de pesos durante los primeros nueve meses del año, cifra 564.7 por ciento real superior al superávit registrado en 2016 y que contrasta favorablemente con el déficit previsto para el periodo de 13.8 mil millones de pesos.

Este resultado es consistente con el objetivo anual de lograr el primer superávit primario desde 2008, subrayó la dependencia federal.

En tanto, los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) registraron un superávit de 73.3 mil millones de pesos, una mejora de 207.7 mil millones de pesos respecto al déficit observado en los primeros nueve meses de 2016.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...