BBVA pronostica crecimiento de 2.2 por ciento de PIB de México en 2017

En la presentación del estudio, el economista jefe de América del Sur, Juan Ruiz, explicó que se realizó una subida del pronóstico para México (que estaba en 1.6 por ciento) 'por el comportamiento del consumo más fuerte de lo anticipado'

Compartir:

El Producto Interno Bruto (PIB) de México crecerá 2.2 por ciento en 2017 y 2.0 por ciento en 2018, año en que será clave el resultado de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pronosticó hoy BBVA Research.

En su informe “Situación América Latina” del cuarto trimestre de 2017, el servicio de estudios de la entidad bancaria elevó la previsión del crecimiento regional a 1.1 por ciento en 2017 y 1.6 por ciento en 2018 “por la mejora de la demanda interna en México y Perú”.

En la presentación del estudio, el economista jefe de América del Sur, Juan Ruiz, explicó que se realizó una subida del pronóstico para México (que estaba en 1.6 por ciento) “por el comportamiento del consumo más fuerte de lo anticipado”.

Recalcó que los datos del primer semestre permiten mantener una mejora en la previsión, mientras que del segundo impactó una menor producción industrial que podría generar tendencia y hacer más lento el ritmo de crecimiento.

Ruiz abundó que a pesar de eso se abrieron caminos positivos para las perspectivas económicas de México, de cara al objetivo de reducir el déficit público y el endeudamiento.

La mejora de la previsión está aun así lejos del crecimiento potencial que se cree que tiene la economía mexicana, y que con un mayor desarrollo de la reforma energética podría alcanzarse en próximos años a un nivel de 2.8 por ciento, comentó.

Sobre el impacto de la renegociación del TLCAN, consideró que hasta ahora “no se ha trasladado a la economía, tanto como se creía hace meses”, y por el contrario mejora el consumo interno y aumentaron las exportaciones principalmente a Estados Unidos.

El economista descartó que un mal resultado de la renegociación vaya a finiquitar el acuerdo comercial, “ya que si se rompe perderían todos”.

Refirió que en el caso de México sus exportaciones se regirían por las reglas para aranceles de la Organización Mundial de Comercio (OMC), que le dan más ventajas competitivas que a las estadunidenses.

Enfatizó que en todo caso de haber un impacto no sería en esa parte comercial sino en la inversión, en los planes que se hacen de largo plazo que buscan ventajas por existir el acuerdo comercial con Estado Unidos y Canadá.

Con respecto a indicadores económicos de México, indicó que ya se vio en otros países latinoamericanos, se espera en 2018 una disminución de la inflación.

Con esa perspectiva de menor inflación, se espera que los bancos centrales de algunas economías latinoamericanas recorten tasas de interés en lo que resta de este año e inicios del siguiente, y en México sería el tercer trimestre de 2018 cuando se comience a dar esas rebajas.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...