Aumenta probabilidad de ajustar postura monetaria a corto plazo

La junta deberá mantenerse atenta a la evolución de los factores que pudieran significar presiones adicionales sobre la inflación y retrasar su convergencia a la meta

Compartir:

El Banco de México (Banxico) señaló que la política monetaria nacional enfrenta diversos retos, y debe evitar que los choques de oferta que han afectado a la inflación no subyacente contaminen el proceso de formación de precios en la economía.

Los miembros de la junta del Banxico destacaron que la inflación subyacente, que es el componente que responde de manera más clara a la postura monetaria, ha evolucionado conforme a lo anticipado y se prevé que continúe disminuyendo, aunque a un ritmo menor y sujeto a mayores riesgos.


En la Minuta número 62 del banco central, con motivo de la decisión de política monetaria anunciada el pasado 4 de octubre de 2018, en donde se decidió mantener la tasa de interés sin cambio, un miembro añadió que dicha inflación ha mostrado un grado importante de persistencia.

De igual forma, un integrante mencionó que ello es importante, ya que los choques referidos pueden prolongarse durante un periodo considerable, acrecentando de manera importante el riesgo de efectos de segundo orden.

Agregó que dicho riesgo es elevado en un entorno en que las expectativas de inflación de largo plazo se han mantenido por encima de la meta, y argumentó que “en este contexto puede verse afectada la credibilidad del Banco Central, lo que implicaría costos elevados para la Institución y la economía”.

Otro integrante afirmó que en la coyuntura actual la decisión de política monetaria resulta compleja, ya que la inflación aún se encuentra en niveles altos y su velocidad de convergencia ha disminuido, mientras que el componente subyacente continúa con una tendencia descendente.

De tal forma, algunos señalaron que en las circunstancias actuales, la probabilidad de que se requieran ajustes adicionales en la postura monetaria en el corto plazo ha aumentado.

Uno de ellos advirtió que de continuar la persistencia que ha mostrado la inflación subyacente, así como de materializarse algunos de los riesgos previstos o de generarse otros, tendría que haber una respuesta firme y contundente del Instituto Central.

Otro miembro argumentó que esta última previsión se encuentra sujeta a un elevado grado de incertidumbre y consideró que el lenguaje del comunicado de política monetaria debía transmitir de manera clara esta posibilidad, aunado a que el panorama para la inflación es complicado.

Asimismo, manifestó su desacuerdo con la previsión de analistas y participantes en los mercados, de que el Banxico está por concluir su ciclo restrictivo y que probablemente comience uno de relajamiento el próximo año.

Finalmente, la mayoría coincidió en que, ante un entorno complejo en que persisten riesgos externos e internos, la junta deberá mantenerse atenta a la evolución de los factores que pudieran significar presiones adicionales sobre la inflación y retrasar su convergencia a la meta.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...