Piden en la CDMX que no haya festejos ni “encerrones” este 14 de febrero

Los llamados a no hacer fiestas o reuniones continuaron a lo largo del año pasado, pero miles de capitalinos poco a poco se resistieron a obedecer.

Compartir:

Este 5 de febrero la jefa de Gobierno de la Ciudad De Mexico, Claudia Sheinbaum anunció lo que los amantes del amor y enterados de la covid-19 ya temían: que no se podrán hacer reuniones colectivas del 14 de febrero, Día de San Valentín.

Aunque en ese día, en la antigua normalidad, muchas parejas terminaban el festejo en un acto privado, íntimo y de ofrenda al dios Eros, que en muchos casos saturaba los templos instalados en hoteles capitalinos, previo a eso era obligado ir al restaurante a cargar energías, o ir a bailar a un buen salón y mostrar las dotes dancísticas para reforzar la conquista. Algunos más sencillos solían ir al cine a ver una película romántica, pero en todos los casos dichos sitios se veían llenos de personas flechadas por Cupido o a punto de serlo.

Aquí lo vimos en la semana del 24 al 31 (de diciembre), que representó un incremento muy importante en el número de hospitalizaciones en la ciudad. Entonces, llamar este 14 de febrero pues, lo mismo, no fiesta, no reuniones familiares y esperar a que estemos en mejores condiciones para celebrar en familia, ya que estemos todos vacunados”, lo explicó la mandataria capitalina, que cada semana pide no hacer reuniones para no exponerse y cada semana es desobedecida por muchas personas.

Los más despistados iban al centro comercial para comprar de último momento el disco con las canciones llegadoras al corazón, el oso de peluche, los chocolates, el perfumito o hasta una prenda de detalle para el detalle o para el amor que se presume ante todo mundo.  Otros iban a las florerías por un ramillete de flores, sin importar lo caro que lo vendieran.

Incluso los corazones solitarios también iban a esos lugares, para soñar que algún día podrán celebrar a San Valentín, o para relamerse sus heridas de amores pasados, junto con otros que como ellos, están en la banca de los amorosos.

La pandemia vino a descomponer ese y otros festejos tan dignos de celebrarse y forjados año con año, ya que está visto que celebrarlos significa descomponer más la situación de contagios de Sars-CoV2, más en la CDMX, donde ocurren dos de cada 10 decesos por covid en el país.

Pese a los llamados de la jefa de Gobierno, a no hacer festejos, los festejos llaman a las personas que con ello corren el riesgo de infectarse, contagiar a otros y lo peor, poner en riesgo su vida y la de sus seres queridos.

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...