Central de Abasto reconoce trabajo de adultos mayores

Compartir:

En el marco del Mes del Adulto Mayor, la Central de Abasto (Ceda) de la Ciudad de México reconoció el trabajo, compromiso y dedicación de los empleados que forman parte de la población mayor de 60 años que labora en el centro mayorista y conmemora el Día del Abuelo.

El administrador general del Fideicomiso Central de Abasto (Ficeda), Sergio Palacios Trejo, indicó que de los 90 mil trabajadores que hay el mercado mayorista, laboran 98 empleados operativos y ocho mandos medios.


“Hay que hacer conciencia contra la discriminación de los mayores, llamando la atención sobre los estereotipos negativos y las ideas falsas acerca del envejecimiento. Es un orgullo contribuir con la comunidad de adultos mayores, seguiremos con la política de inclusión para continuar impactando de manera positiva en nuestro entorno”, dijo.

Desde 1982, a nivel internacional, agosto es el mes de la vejez y en México, el 28 de este mes se conmemora el Día del Abuelo.

Francisco Centeno Herrera, de 65 años, es un ejemplo de este sector que cohabita en la Central; es uno de los estibadores que labora desde hace 35 años en el mercado de Envases Vacíos, además de trabajar en su área ha capacitado a cientos de personas.

“Empecé como estibador en 1971, en La Merced, luego me trasladé a la Central casi cuando se inauguró. Reparo las cajas de madera y se lo transmito a los más jóvenes, para que aprendan, les digo cómo clavar las tablas y en 15 días o un mes ya están capacitados. Me alegra pertenecer a la Central y que a mi edad me den la oportunidad de seguir en lo que me apasiona”, relató.

La Central de Abasto refiere que según cifras del Consejo Nacional de Población (Conapo), la tasa de crecimiento de la población de adultos mayores registrada en los últimos años es de 3.5 por ciento.

Por otro lado, a los 63 años, la señora Leonor Macario Lucas, madre y con 26 años como empleada en la Gerencia de Limpia, platica que comenzó siendo barrendera y ahora es supervisora en esta área.

“Soy de Veracruz y me vine a la Ciudad de México. Tenía 30 años cuando empecé a trabajar en la Central y mi trabajo no lo cambio por nada. Me han apoyado mucho, ya que me mantengo activa gracias al programa resta grasa, suma músculo, y por eso soy portera del equipo de futbol del área de limpia”, comentó.

Para atender a estos y demás trabajadores, la Ceda da apoyos de asistencia social, médica y educativa en los ocho sectores que la conforman, y continuamente ofrece actividades recreativas, deportivas, cursos, talleres, entre otras acciones que fortalecen a esta población al interior del corredor comercial.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...