Abiertas líneas de investigación por ataque a casa de cardenal

Entrevistado luego de comparecer ante la Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso de la Ciudad de México, detalló que se tiene acreditado que la persona que se encuentra en un hospital en Naucalpan, Estado de México, es uno de los presuntos involucrados en el ataque

Compartir:

El procurador capitalino, Edmundo Garrido Osorio, informó que todas las líneas de investigación están abiertas respecto al asesinato de uno de los escoltas que resguardaba la seguridad en la casa del cardenal Norberto Rivera Carrera.

Entrevistado luego de comparecer ante la Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso de la Ciudad de México, detalló que se tiene acreditado que la persona que se encuentra en un hospital en Naucalpan, Estado de México, es uno de los presuntos involucrados en el ataque.


Expuso que la dependencia que preside está en audiencias para solicitar se obsequie la orden de aprehensión por el delito de homicidio calificado, contra el sujeto hospitalizado y en espera de que mejore su situación médica para que rinda testimonio.

“En los indicios que estamos recabando, hasta el momento no tenemos todavía muy claro el móvil del hecho, estamos trabajando sobre ello, sería irresponsable dar un punto de vista con lo que tenemos, estamos, insisto, trabajando en el tema”, refirió el funcionario federal.

Garantizó que en la medida que vayan saliendo indicios, “tengan la seguridad que daremos a conocer cuál fue el motivo por el cual estas personas de manera directa, a través de una agresión directa, intercambiaron disparos y privaron de la vida a una persona”.

Abundó que a través de los trabajos periciales se ha acreditado que en la balacera se detonaron dos armas de 9 milímetros y 380, una de ellas pertenecía el empleado de seguridad que perdió la vida en el incidente y la otra, por un proyectil encontrado en la necropsia del escolta.

“Sabemos que pertenecía a este sujeto por el análisis que se hizo de los videos al momento de salir del lugar”, expuso el titular de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

Agregó que el sujeto hospitalizado tiene antecedentes penales por encubrimiento en el estado de Guerrero y robo en el 2012, lo cual fue verificado a través de Plataforma México, mientras que el arma de fuego que detonó no está involucrada en otro evento delictivo.

Añadió que luego de los hechos se buscaron y analizaron videos, además de que a partir de la testimonial de testigos se realizaron retratos hablados de otros dos presuntos cómplices.

“Tenemos dos descripciones a través de retrato hablado y de análisis de los videos, de la identificación de dos participantes más, que estamos trabajando en el tema de identidad y que Policía de Investigación está checando ya el entorno de la persona que tenemos en el Estado de México para ver a través de sus redes la posible relación que tenga con otros individuos”, dijo.

Garrido Osorio aclaró que el cardenal no es testigo “que nos pueda aportar algún elemento en relación a los hechos”, pues estos acontecieron en la entrada del domicilio.

Respecto a la mamá y al hermano del sujeto lesionado, comentó que no están en la Ciudad de México y que la procuraduría capitalina no ha hecho ninguna detención relacionada con estos familiares.

“Lo que sí tengo entendido es que el Estado de México, por un delito flagrante, que no tiene que ver con conducta que estamos investigando, hizo una presentación y ellos resolverán su situación jurídica, pero no es un hecho relacionado con lo que estamos investigando en este momento, por lo menos hasta este momento”, refirió.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...