“Romeo y Julieta” llevan su amor imposible al Castillo de Chapultepec

Las funciones se llevarán a cabo del 2 al 25 de noviembre, todos los viernes a las 20:00 horas, y sábados y domingos a las 19:30 horas

Compartir:

Los espíritus de “Romeo y Julieta”, quienes forman la pareja más romántica y a la vez más trágica en los anales de la literatura universal de todos los tiempos, se dan nueva cita en el Castillo de Chapultepec para mostrar una vez más todos los detalles de su amor imposible en breve temporada del 2 al 25 del mes en curso.

A pesar que público y crítica especializada aún comenta en sobremesas y pasillos el éxito que “Romeo y Julieta” conquistaron en marzo pasado en el mismo emblemático espacio histórico y cultural, la pieza dancística de Rising Art, con versión coreográfica de Raúl Tamez, Oscar Ruvalcaba y Rodrigo González tiene ahí una nueva temporada corriendo.


Lo anterior se debe, básicamente, a que el espectáculo combina magistralmente la clara frescura de las técnicas contemporáneas de Raúl Tamez, quien obtuvo merecidamente el Premio Nacional de Danza 2016, adquiridas de su experiencia en Europa, con la solidez y la trayectoria de Oscar Ruvalcaba, miembro del Sistema Nacional de Creadores (SNC).

El autor de la dirección tanto coreográfica como teatral, Rodrigo González, dijo que el objetivo de la puesta en escena es dar unidad a todo el ballet, para evitar en el escenario tres lenguajes a cambio de un solo discurso sin fracturas. “Se trata de una reducción de la versión original de Prokofiev”, subrayó el creativo esta noche antes de iniciar temporada.

Explicó que esta versión sale de los códigos que utilizó John Cranko, quien estrenó este ballet en 1958, para ofrecer al público de hoy una nueva propuesta. “El cuerpo cambia, la técnica cambia y la corporalidad que los ciudadanos tenemos el día de hoy es distinta a la corporalidad de la población que vivió en los albores del Siglo XX”, explicó González.

Esto, resaltó, repercute en el quehacer dancístico, y dijo tener nuevas maneras de abordar el cuerpo y el movimiento, así como elementos y recursos para conectar, de otra manera, en el momento de ejecutar la danza.

“El modo como lo hacemos hoy, comunica más con el discurso dancístico actual para que el público se sienta más identificado”, dijo.

El artista advirtió que para los niños (de tres años en adelante) y los jóvenes que se acercan por primera vez a las artes, resulta una experiencia completa.

“Ellos viven la historia con todos sus sentidos, desde que este ballet producido y montado por Rising Art se estrenó en ocasión del 400 aniversario luctuoso de William Shakespeare (2016).

La obra plantea el tránsito del Medioevo al Renacimiento, donde “Julieta” es una heroína al no obedecer la voluntad de sus padres, como se hacía en esos años, cuando los jóvenes se casaban con quien convenía a la familia.

Aunque le imponían a “Paris” como esposo, ella escuchó a su corazón y decidió vivir su amor con “Romeo” hasta las últimas consecuencias.

“Actualmente pensaríamos que la situación ha cambiado radicalmente, y es verdad que hemos avanzado y progresado en muchos aspectos, pero al observar la cotidianeidad contemporánea, notamos que aún quedan resquicios de esa concepción equivocada de la mujer como un objeto a disposición de las decisiones de un tercero”, agregó González.

De tal forma, añadió, el tema sigue vigente. Explicó que la crítica que hace Shakespeare es también a una sociedad decadente. Y precisamente Sergei Prokofiev refleja eso en su música, una crítica a esa sociedad anquilosada, corrupta, que ni siquiera sabe apreciar el arte”. Ciertamente, “Romeo y Julieta” tiene muchas formas de entender.

Respecto al elenco, informó que “Romeo” es interpretado por Raúl Tamez, mientras que “Julieta” es llevada al escenario por Cynthia Hamm, en tanto, Lord y Lady “Capuleto” son Domingo Rubio y Coral Zayas, y en el papel de “Paris” está Javier Moreno. Todos ellos cuentan con una sólida y bien reconocida trayectoria, dentro y fuera de este país.

También toman parte otros bailarines de carreras consolidadas, lo mismo que algunos jóvenes talentos egresados de las escuelas nacionales del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), quienes se van insertando en la vida profesional con el apoyo de Rising Art.

“Actualmente están egresando de esas escuelas alumnos muy talentosos”, reconoció.

Cabe señalar que este elenco es resultado de una audición a la que acudieron bailarines de diversas entidades del país. Todos han estado muy compenetrados en el proceso, pues son bailarines versátiles que se han podido adaptar al trabajo de distintos coreógrafos.

Rising Art es una Asociación Civil con 10 años de experiencia en producción y montaje de arte.

En un gesto de gratitud, informó que en esta ocasión cuenta con el apoyo de Efiartes, y citó a Liverpool como la empresa que decididamente apoya a Ricing Art.

“Haber sido beneficiados con este nuevo estímulo que existe para la producción dancística y artística nacional, nos alegra y nos alienta a seguir adelante”, recalcó el artista con gusto y orgullo.

Desde luego, dijo, “aprovecharemos estos apoyos para ampliar nuestros alcances, pero ese no es el factor decisivo para realizar los proyectos en los que creemos”.

Finalmente informó que las funciones se llevarán a cabo del 2 al 25 de noviembre, todos los viernes a las 20:00 horas, y sábados y domingos a las 19:30 horas.

El 23 de noviembre no habrá función y para comodidad del público se puede subir al castillo a pie o en auto, aunque el estacionamiento arriba es limitado, además, habrá transporte para quien no lleve auto ni quiera caminar.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...