Academia del Ariel buscará apoyo para 2019 a través de la Secretaría de Cultura

Compartir:

Ernesto Contreras, presidente de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), asegura que aún y cuando el panorama para el desarrollo de las actividades de esta institución se ve oscurecido por la falta de presupuesto, se trabaja en la creación de alianzas y patrocinios para cumplir su misión.

Y es que en la publicación del Presupuesto de Egresos propuesto por la Cámara de Diputados, específicamente por la Comisión de Cultura y Cinematografía, la AMACC no resultó favorecida en las asignaciones sugeridas.


“Nos ha resultado algo muy desconcertante, pero sabemos que la Secretaría de Cultura va a emitir otra convocatoria para proyectos culturales y aplicaremos ahí. Confiamos en que ésta será muy sensible a las acciones que desarrolla la Academia”, compartió en entrevista con Notimex.

Más allá de los Arieles, la Academia genera proyectos en torno a la preservación y conservación de películas, así como al desarrollo de actividades académicas para la formación y la profesionalización de las nuevas generaciones de creadores.

En ese tenor, indicó que para este 2019 se ha planeado el desarrollo de varios cursos, entre ellos uno de fotografía a cargo de Guillermo Granillo y otro de actuación a cargo de Karina Gidi, así como algunas alianzas que fomentarían la proyección del cine nacional en las llamadas salas de arte.

Respecto a la ceremonia de entrega de los Premios Ariel, sostuvo: “Es difícil hablar de escenarios. Febrero será un mes definitorio en el que sabremos qué va a pasar dependiendo el panorama, pero estamos buscando alianzas y apoyos, incluso patrocinios”.

“La AMACC sigue activa y viva aunque esté atravesando estas dificultades. Este año para los Arieles están inscritos 150 trabajos, entre largometrajes, cortos, animaciones, documentales, y trabajaremos para seguir reconociendo el talento nacional”, agregó el cineasta.

Entre las películas que están inscritas para la próxima ceremonia destacan “Roma”, de Alfonso Cuarón; “Museo”, de Alonso Ruizpalacios; “Las niñas bien”, de Alejandra Márquez Abella, y “La camarista”, de Lila Avilés, que han sido reconocidas en diversos festivales Internacionales.

“Es un año espléndido en términos de propuestas, visiones y producciones, por eso nos parece importante seguir adelante con ese proceso y no hemos parado, seguimos trabajando en ello”, indicó.

Insistió en que los casi 400 miembros que integran el Comité para revisar las películas inscritas, verán lo que está haciendo la industria nacional. “Es paradójico que por un lado se esté muy orgulloso del cine mexicano y por otro que no hayamos resultado favorecidos con el presupuesto”, anotó.

El Ariel, máxima distinción otorgada a los mejores trabajos cinematográficos mexicanos en el orden artístico, técnico y científico, se entregó ininterrumpidamente desde la primera ceremonia que llevó a cabo la Academia, el 15 de mayo de 1947, hasta 1958, cuando la situación crítica que vivía el cine mexicano llevó a la suspensión de la entrega del Ariel.

La ceremonia se reanudó en 1972 y continuará realizándose, señaló Ernesto Contreras, quien busca a toda costa cumplir con la misión por la que fue creada la AMACC, que es la de promover la difusión, la investigación, la preservación, el desarrollo y la defensa de las artes y las ciencias cinematográficas.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...