Una vida sin violencia, derecho de las mujeres: Convención Interamericana

    La violencia contra las jóvenes y las niñas es una ofensa a la dignidad humana y una manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales

    Compartir:

    La Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra la Mujer Belem Do Pará estableció por primera vez el derecho de las féminas a una vida sin violencia, destacó el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).

    Dicha Convención señala que la violencia contra las jóvenes y las niñas es una ofensa a la dignidad humana y una manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales, detalló en su cuenta de oficial de Twitter, @inmujeres.


    Ello constituye una violación a los derechos humanos y libertades fundamentales de niñas y mujeres, y limita total o parcialmente el reconocimiento, el goce y el ejercicio de los derechos y libertades de niñas y mujeres.

    Además, propone por primera vez el desarrollo de mecanismos de protección y defensa de los derechos de las mujeres como fundamentales para luchar contra el fenómeno de la violencia contra su integridad física, sexual y psicológica, tanto en el ámbito público como en el privado y su reivindicación dentro de la sociedad.

    Asimismo, el Inmujeres apoyó a la traducción de la Convención a 13 idiomas indígenas: mam del Soconusco, maya, mazahua de oriente, mexicano de Guerro, mixteco del oeste alto, náhuatl de la Huasteca, náhuatl de la sierra noroeste de Puebla, otomí del Valle del Mezquital, purépecha, tarahumara del norte, tseltal, tsotsil y zapoteco de la planicie costera.

    La Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, conocida como Convención de Belém do Pará, se adoptó en 1994.

    Compartir:
    Comentario anónimo
    Comentar vía Facebook

    is loading comments...