Un ‘chorro’ de agua

    Se recomienda aumentar la ingesta diaria de agua hervida, clorada o purificada, ya que en esta temporada son muy frecuentes los cuadros diagnósticos por deshidratación o por enfermedades diarreicas agudas

    Compartir:

    Se recomienda aumentar la ingesta diaria de agua hervida, clorada o purificada, ya que en esta temporada son muy frecuentes los cuadros diagnósticos por deshidratación o por enfermedades diarreicas agudas.

    Se sugiere no exponerse al sol por un periodo prolongado y, en la medida de lo posible, no transitar en la calle de las 11:00 a las 16:00 horas, que es cuando térmicamente se alcanzan las temperaturas más altas.

    Si se tiene que estar a la intemperie durante dicho periodo, debe usarse bloqueador solar e hidratarse de forma constante, preferentemente con agua, ya que jugos y refrescos no son apropiados para este cometido.

    Se aconseja no tomar aguas frutales en la vía pública, debido a que se corre el riesgo de contraer un padecimiento estomacal, dado que el calor y el polvo generan un ambiente ideal para el desarrollo de microorganismos.

    Para evitar las posibilidades de padecer alguna enfermedad gastrointestinal, se recomienda también lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño, lavar y desinfectar frutas y verduras, cocer bien las carnes rojas, preferir alimentos con mayor contenido de agua y no dejar comida fuera del refrigerador.

    En esta época de calor la descomposición se acelera, por lo que es muy importante probar los alimentos refrigerados antes de consumirlos, ya que éstos pueden sufrir alteraciones.

     

    Compartir:
    Comentario anónimo
    Comentar vía Facebook

    is loading comments...