Termina maratón Guadalupe-Reyes, es hora de comer con medida

    Es común que después de las fiestas decembrinas se perciba un aumento de peso, que impacta en todas las edades, por lo que se sugieren recomendaciones nutricionales saludables

    Compartir:

    Es común que después de las fiestas decembrinas se perciba un aumento de peso, que impacta en todas las edades, por lo que se sugieren recomendaciones nutricionales saludables.

    “En este periodo de celebración la población tiende a modificar sus hábitos alimentarios, poniendo en riesgo su salud”, informó la nutrióloga Sigrid Pimentel Martín.
    Consideró que “el aumento de peso se debe, principalmente, a que en realidad no hemos comprender que el ser humano necesita comer para vivir, más no vivir para comer”.

    Agregó que los principales factores que conllevan a este mal común es una dieta rica en grasas, azúcares, alimentos procesados y alto consumo de alcohol, entre otros.

    “Es de gran importancia recalcar que el aumento de peso es relativo a la condición fisiológica, metabólica, y psicológica principalmente de cada persona”, precisó la funcionaria.

    Pimentel Martín dijo que el incremento de peso lleva tiempo, al igual que el adelgazar, es por eso que las dietas mágicas o milagrosas, aunado a los diversos suplementos o remedios que se ofertan garantizando resultados, representan un gran riesgo para la salud.

    Recomendó que un adulto debe bajar medio kilogramo por semana de los kilos ganados, es decir, dos por mes, de esta manera se podría intuir que la pérdida es lenta pero segura, contrarrestando el efecto rebote.

    En los niños es importante recordar que se encuentran en un periodo crucial de crecimiento y desarrollo, por lo tanto se debe guiar de acuerdo a la edad que tenga el menor y el índice de masa corporal.

    La experta enfatizó que en los niños jamás se hacen restricciones, si no que se trabaja en conjunto con los tutores en la modificación de hábitos y educación cuidando la cantidad y calidad de la dieta.

    Indicó que lo ideal es hacer cinco comidas al día, ingerir abundantes verduras y frutas de temporada, optar por el consumo de cereales integrales, limitar alimentos con grasas saturadas y grasas trans (alimentos procesados), reemplazar jugos, refrescos, frapuchinos y nieves por agua natural.

    Así como respetar los horarios de comida: partiendo de la hora en la que inicias tu día, no deberás exceder más de dos horas para tomar el desayuno, comer entre cada tres o cuatro horas y cenar dos horas antes de irse a dormir.

    Compartir:
    Comentario anónimo
    Comentar vía Facebook

    is loading comments...