Simulacro de emergencia por derrame de agroquímico tóxico

    Los conocimientos, pericia y habilidades de los especialistas en toxicología del Hospital Juárez de México se pusieron a prueba

    Compartir:

    Los conocimientos, pericia y habilidades de los especialistas en toxicología del Hospital Juárez de México se pusieron a prueba en el simulacro de un accidente automovilístico, en el que supuestamente ocurrió un derrame de una sustancia altamente venenosa.
    En el presunto percance en que se dijo que hubo una veintena de lesionados que viajaban en los vehículos, ocurrió un derramamiento de un insecticida órganofosforado que es utilizado principalmente en la agricultura, como herbicida, y que según los expertos, produce también efectos toxicológicos en el organismo, por contacto en la piel y por inhalación.
    Por ese motivo, al momento de darse a conocer el percance, el grupo de expertos en toxicología del Hospital Juárez de México, supervisado por el doctor Martín Antonio Manrique, Director General del HJM, y la doctora Patricia Escalante Galindo, Jefa del Servicio de Toxicología Clínica, se trasladó al lugar de los hechos, cercano a un hotel de gran turismo.
    De inmediato se estableció un perímetro de seguridad, para evitar afectaciones a los vecinos, paseantes y a los paramédicos y elementos de protección civil y de seguridad que también atendieron la emergencia.
    Coordinados por el doctor Gustavo López Orozco, varios especialistas se equiparon con escafandras especiales, tanques de oxígeno, mascarilla, guantes y botas de protección, para no convertirse en otras víctimas. Con esta protección y con la ayuda de detectores  de gases tóxicos y radiación, iniciaron el rescate de las víctimas con lesiones de consideración, hemorragias y fracturas expuestas.
    Lo que más le preocupaba a los especialistas era la exposición a la sustancia altamente tóxica, y el tiempo para dar atención adecuada a los lesionados se tornó crítico.
    Mientras elementos de Protección Civil lidereados por el Comandante Alejandro García Hernández, del Cuerpo de Bomberos, y  trabajadores del hotel, encabezados por el gerente Mauricio Iram Ramírez Aragón,  resguardaban el lugar del accidente, las víctimas fueron trasladadas a un área cercana.
    A pesar de la condición crítica que presentaban algunos de los lesionados, y sus quejidos por el intenso sufrimiento, primeramente fueron enérgicamente tallados con cepillos y chorros de agua, para “lavarlos” y eliminar los residuos del órgano fosforado.
    Fueron momentos de intenso dramatismo y de gran tensión, ya que cada uno de los lesionados fueron sometidos a ese procedimiento, antes de ser sometidos a maniobras básicas de reanimación cardiopulmonar, y se les brindara el apoyo vital básico. Sólo así se les trató de acuerdo al estado de gravedad.
    Bajo la supervisión de los doctores Jesús Madrigal Anaya y Miguel Canul Caamal, los pacientes fueron evaluados, y posteriormente trasladados en unidades de la Cruz roja al hospital más cercano, en donde se dispuso un área especial para su atención, a fin de evitar cualquier riesgo de contaminación de la unidad hospitalaria o a los demás pacientes internados en ese lugar.
    En conferencia de prensa se informó que quedaron hospitalizados 20 personas. Se dijo que cuatro de ellos en estado de choque, ocho con diversas lesiones y ocho en observación. También se dio a conocer que hubo una persona fallecida en el lugar del accidente. Hicieron notar que el tiempo de respuesta para atender la emergencia había sido de  quince minutos, y no se afectaron las actividades del hospital al que fueron trasladadas las víctimas del accidente.
    Se resaltó la participación de  elementos de los cuerpos de Seguridad, Protección Civil y de los trabajadores del hotel. Lo cual evitó más víctimas colaterales.
    Confirmaron que el material tóxico que transportaba uno de los vehículos accidentados era un agroquímico muy tóxico, que a pesar de  las restricciones se utiliza para combatir las plagas.
    Al término del simulacro, el doctor Martín Antonio Manrique, Director General del HJM; y la doctora Patricia Escalante Galindo, Jefa del Servicio de Toxicología Clínica del HJM, destacaron la importancia de este tipo de acciones, ya que permiten adiestrar a los médicos, enfermeras y personal paramédico, para enfrentar de manera adecuada este tipo de emergencias toxicológicas.

    Compartir:
    Comentario anónimo
    Comentar vía Facebook

    is loading comments...