Señalan que por falta de información la gente decide no donar órganos

    Señaló que otras negativas a la donación de órganos se dan porque la familia de la persona fallecida "cree que al retirar un órgano el cuerpo estará 'mutilado', de manera que no podrán velarlo"

    Compartir:

    El coordinador hospitalario de Órganos y Tejidos con fines de Trasplante adscrito al Hospital General Regional (HGR) 110 del IMSS Jalisco, Francisco Javier Moreno Gutiérrez, dijo que el principal motivo por el cual las personas deciden no donar órganos es la falta de información.

    Añadió que hay una serie de creencias falsas en torno a este tema, las cuales es preciso desmentir para que en México crezca la cultura de la donación y miles de personas en lista de espera tengan una segunda oportunidad.

    Mencionó que una de las dudas más frecuentes “es qué va a pasar con el órgano una vez que se retira del paciente con muerte cerebral, si se venden los órganos, si hay de alguna forma ‘mano negra’, lo cual es completamente falso”.

    Moreno Gutiérrez resaltó que todos los pacientes que necesitan trasplante están en un padrón informático regulado por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), “ellos vigilan todo el proceso, así que a toda persona inscrita en un programa institucional recibirá un trasplante”.

    Indicó que otro de los mitos comunes es que la persona no ha muerto, debido a que sus funciones vitales se mantienen con maquinaria médica, “el diagnóstico de fallecimiento se lleva a cabo de una manera cuidadosa y sistematizada, en una fase en la que el interés no es la procuración de órganos sino la preservación de la vida”.

    El especialista detalló que lo primero es hacer una exploración física, “de los reflejos neurológicos del talle encefálico, que son la respuesta pupilar, el movimiento de ojos, la estimulación auditiva, el reflejo nauseoso y los movimientos organizados”.

    “Cuando hay ausencia de esto, se checa el expediente, se toman muestras y se revisa el funcionamiento orgánico sin sedación, una vez que se confirma la muerte se realiza un certificado de pérdida de la vida, una fase en la que el médico ya considera la donación”, dijo.

    Señaló que otras negativas a la donación de órganos se dan porque la familia de la persona fallecida “cree que al retirar un órgano el cuerpo estará ‘mutilado’, de manera que no podrán velarlo”.

    Pidió a la población en general acercarse al personal médico para pedir mayor información “y darse la oportunidad de trascender después de la muerte, al darle vida a alguien más”.

    Compartir:
    Comentario anónimo
    Comentar vía Facebook

    is loading comments...