SARS, dispositivo que devuelve función de la vejiga tras lesiones en médula espinal

    Se trata de un aparato de tecnología inglesa llamado SARS, que se conecta de manera intravenosa en los nervios que conectan a la médula y que mueven la vejiga

    Compartir:

    Especialistas del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) “Luis Guillermo Ibarra Ibarra” presentaron un dispositivo médico que restaura la función de la vejiga en pacientes con lesión medular.

    Se trata de un aparato de tecnología inglesa llamado SARS, que se conecta de manera intravenosa en los nervios que conectan a la médula y que mueven la vejiga, explicó Sergio Durán, urólogo adscrito al Servicio de Rehabilitación Neurológica del INR.

    El especialista detalló que los cables se conectan a una placa que se coloca del lado superior derecho del abdomen y que a través de un dispositivo externo que se controla de forma manual se puede indicar el momento en que se desee orinar.

    “Contamos con un tratamiento de punta en el mundo para este tipo de pacientes, no es un mito, no es ciencia ficción, eso existe”, expresó el especialista.

    Recalcó que el tratamiento está dirigido a pacientes que padecen problemas de función renal, almacenamiento y vaciamiento de la orina e incontinencia urinaria a raíz de una lesión medular, la cual es común en personas que sufren caídas o accidentes automovilísticos.

    “Todas las vejigas están controladas por el sistema nervioso. Cuando se va llenando la vejiga va enviando información al cerebro a través de la médula. Su cerebro dice a la médula, la médula le dice a la vejiga que vayan y orinen cuando ustedes quieran”.

    Indicó que los tratamientos tradicionales emplean el cateterismo o la colocación de sondas, las cuales son molestas y que pueden causar infecciones, por lo que SARS podría ser una alternativa para pacientes como Thalía, la primera persona en México a quien se le colocó el dispositivo.

    “Es difícil expresar que tan bien me siento después de pasar casi nueve años con la ansiedad de que me vaya a pasar algo”, dijo la joven de 27 años de edad y quien fue sometida al tratamiento por su lesión medular originada por un accidente automovilístico.

    México es el tercer país de América Latina en recibir el dispositivo después de Chile y Colombia, y hasta el momento el INR cuenta con tres candidatos más para realizar la cirugía.

    Sin dar a conocer el costo del dispositivo, los especialistas precisaron que son los pacientes quienes deben cubrir el gasto del aparato.

    Compartir: