Modulación de bacterias podría beneficiar a diabéticos

    El estudio, realizado en colaboración con investigadores del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), y del Instituto Nacional de Perinatología

    Compartir:

    Una modulación de bacterias mediante dietas específicas o con el uso de probióticos podría mejorar los niveles de la glucosa en personas con diabetes tipo 2, de acuerdo con un estudio realizado por el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional.

    El estudio, realizado en colaboración con investigadores del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), y del Instituto Nacional de Perinatología, constó en observar qué sucede con la microbiota (conjunto de bacterias que viven en el intestino) del colón en mexicanos adultos con diversas fases de diabetes tipo 2.

    Para ello, explicaron mediante un comunicado los investigadores del Departamento de Genética y Biología Molecular del Cinvestav Jaime García Mena y Alejandra Chávez Carbajal, se establecieron seis grupos de análisis con individuos sanos y otros tratados con polifarmacia e insulina.

    Según los resultados del estudio, cuando se inicia el descontrol de la glucosa cambia el porcentaje de la comunidad bacteriana, y con el control de la enfermedad mediante medicamentos, aparentemente, la abundancia se equilibra, es decir, se parece a la de una persona sana.

    Mediante análisis de pruebas fecales, los investigadores encontraron que, en el grupo de personas sanas, la bacteria llamada Firmicutes dominaba la comunidad bacteriana con 66.66 por ciento y las Bacteroidetes se situaban en 33.33. En tanto, en el grupo de prediabetes cambiaba la composición a 40 y 56 por ciento, respectivamente.

    En personas que ya padecen la enfermedad, el porcentaje de Bacteroidetes aumentó a 53 por ciento y el de Firmicutes disminuyó a 43, mientras que en el grupo de pacientes atendidos con metformina, polifarmacia e insulina, los Firmicutes alcanzaron 62 por ciento y los Bacteroidetes 35.5 por ciento, es decir, se equilibran como en el segmento del grupo sano.

    La investigación, señalaron los científicos, abre la posibilidad de iniciar estrategias de modulación bacteriana por medio de dietas y uso de probióticos (suplementos que contienen microorganismos vivos para mejorar las bacterias buenas) que permitan el mejoramiento de los niveles de glucosa en personas con diabetes.

    Compartir:
    Comentario anónimo
    Comentar vía Facebook

    is loading comments...