Lo que debes saber de los suplementos alimenticios

    Los 5 principios para su consumo; estudios señalan descensos significativos en el contenido nutrimental de los alimentos naturales. Suplementos alimenticios y reemplazos alimenticios no son lo mismo

    Compartir:

    La billonaria industria internacional de los suplementos alimenticios y vitaminas ha causado gran controversia por varios aspectos existiendo mucha información equivocada alrededor de los mismos que generalmente se transmite de boca en boca.

    Es indudable que los seres humanos obtienen las vitaminas y minerales que el cuerpo necesita a través de una buena nutrición, de frutas y verduras naturales.


    Sin embargo, hoy en día algunos estudios sostienen que los alimentos contienen menos nutrientes que los que consumían en el pasado nuestros abuelos o tatarabuelos.

    Un estudio publicado por el British Food Journal, señala descensos significativos en calcio (19%), hierro (22%) y potasio (14%) en frutas y hortalizas, esto debido a la manipulación e implementación de uso de pesticidas y productos que buscan obtener un mayor rendimiento del suelo lo cual ha repercutido en la dieta y en la salud de los seres humanos.

    Esto aunado a que algunos componentes como la vitamina C que son muy sensibles y empiezan a oxidarse tan pronto se inicia la recolección aunado al tiempo que pasa hasta su consumo, la variación de contenido es importante.

    Y por otro lado la manipulación que se hace de los alimentos en casa como el lavado, los cortes y las cocciones prolongadas.

    Por tal motivo, hoy en día los consumidores mexicanos han incrementado su preferencia por los suplementos alimenticios.

    Un ejemplo de ello es Isagenix México, una compañía internacional comprometida a hacer una diferencia real en el mundo y reconocida por la calidad de la fórmula de sus productos nutricionales, por los diversos niveles de pruebas científicas y por una estricta atención al detalle para crear una línea de productos de alta eficacia, lo cual le ha permitido triplicar su crecimiento en los últimos tres años en nuestro país.

    Asimismo, existe una gran variedad de estos productos en el mercado para todo tipo de personas que busca obtener un bienestar integral bajo un régimen determinado, por lo tanto es importante aclara algunos principios respecto a su consumo, afirma la nutrióloga Maggida Nahle.

    LOS CINCO PRINCIPIOS

    1.– De acuerdo con la nutrióloga Nahle existen claras diferencias entre suplementos alimenticios y los reemplazos alimenticios.

    Los suplementos son en realidad complementos que aportan más fibra, minerales y vitaminas a la dieta diaria.

    Los reemplazos contienen micro y macro nutrientes: grasas, vitaminas y carbohidratos que pueden sustituir alguna de las comidas del día.

    Los reemplazos son frecuentemente utilizados con pacientes que presentan alguna deficiencia por alguna enfermedad o por alguna razón no pueden comer sólidos, regularmente son altos en proteínas, bajos en grasas y carbohidratos, con amplio contenido nutrimental.

    2.– El momento para tomar suplementos alimenticios es que estos son adecuados en cualquier momento para complementar la dieta diaria.

    Las personas que no cuentan con tiempo suficiente para completar en el desayuno el aporte energético que necesitan pueden consumir un Isashake o batido con la cantidad de proteínas, vitaminas, minerales y carbohidratos que necesita.

    Pueden comer algo ligero y completar su alimentación con algún suplemento. Incluso, al ingerir suplementos es posible saciar el hambre gracias al aporte de proteínas que contienen los suplementos alimenticios, aunque también depende mucho del suplemento, pero en general sí ayudan a contrarrestar el hambre, asegura Nahle.

    3.– Se puede conseguir todos los nutrientes que el organismo necesita con la dieta diaria siempre y cuando se logre balancear bien la alimentación.

    Sin embargo, esto es difícil de lograr al contar con un estilo de vida acelerado por las exigencias laborales, sociales y personales. Además, que es frecuente que las personas seleccionen cierto tipo de alimentos apegados a sus gustos y necesidades físicas, por ejemplo, habrá algunas personas no les gusten las verduras, otros no puedan o quieran comer carne o que casi no consuman frutas, o que por algún problema de carácter médico.

    Por tal motivo, es importante tomar un aporte en suplementos que garantice al cuerpo que pueda realizar al cien por ciento sus funciones.

    4.– El consumo de los suplementos alimenticios es muy seguro al grado de poder consumirse sin receta médica, pero se debe estar bajo un régimen determinado, es decir, depende de cada persona y no porque se consuma una mayor cantidad de suplementos significará que se está mejor nutrido.

    Lo ideal es combinar la dieta diaria con algunos de estos suplementos en cantidades necesarias de acuerdo al régimen que se tenga.

    Si se están bajo un tratamiento para cubrir alguna deficiencia por enfermedades crónicas no será lo mismo a quien tenga un régimen deportivo, por ejemplo.

    5.– El control en requerimientos que existe respecto a los suplementos alimenticios es muy estricto por parte de la Cofepris (Comisión Federal para la prevención contra Riesgos Sanitarios) y la FDA (Food and Drug Administration).

    Ningún suplemento alimenticio sirve para bajar de peso o para curar enfermedades. Los productos para adelgazar o engrosar alguna parte del cuerpo son medicamentos y deben contar con un registro sanitario en esa categoría, por lo que es importante revisar la etiqueta que diga suplemento alimenticio, ya que este comprende un aporte nutrimental completo.

    Si el etiquetado o la publicidad tiene frases como “de origen natural“, “100% natural”, esto no significa que el producto no genere reacciones secundarias o efectos adversos al organismo.

    Se recomienda que antes de tomar algún suplemento alimenticio consulte al especialista de la salud, para que diseñe un régimen integral personalizado con el objetivo de mejorar la calidad de vida a largo plazo y disminuir o erradicar riesgos para la salud, como las enfermedades relacionadas al sobrepeso (diabetes o padecimientos cardiovasculares).

    Compartir:
    Comentario anónimo
    Comentar vía Facebook

    is loading comments...