Lagunas mentales frecuentes deben atenderse, señala especialista

    Compartir:

    Sentirse abrumado o confundido cuando hay que tomar decisiones, irritarse o molestarse cuando es necesario concentrarse mentalmente para terminar una tarea, o bien, perderse en camino hacia un sitio conocido, son signos de un problema de memoria preocupante.

    Olvidar de vez en cuando dónde se pusieron las llaves, los lentes de lectura e incluso alguna cita médica puede ser algo normal, pero cuando estos olvidos ocurren con regularidad se debe poner atención, porque puede tratarse de lagunas mentales importantes en la población adulta mayor.

    De acuerdo a la especialista en Atención Primaria de Medicina Interna de Mayo Clinic, Ericka Tung, el tipo de olvido que es preocupante implica desconocer la información que una persona anteriormente habría recordado siempre.

    “Por ejemplo, pasar por alto un evento social, el tiempo de salida del partido semanal, o no percatarse de algo marcado en el calendario que para esa persona normalmente sería una prioridad, como una cita médica”, indicó.

    En los ancianos, los problemas de la memoria son preocupantes cuando afectan esa información que es particularmente importante o conocida, cuando las lagunas mentales son más frecuentes o cuando las dificultades de la memoria interfieren con las actividades diarias.

    Ante esa situación, la recomendación es visitar al médico, el profesional de la salud realizará la historia clínica, una valoración física y, probablemente se harán pruebas para medir la función cognitiva, tales como: la atención, la memoria y las capacidades lingüísticas o espaciales.

    En algunos casos, puede igualmente ser útil hacer una evaluación neurológica y exploraciones del cerebro, señaló la doctora Tung, en un comunicado.

     

    Compartir: