Fingir sonrisas te hace beber más alcohol

    La simulación de sonrisas o suprimir tus emociones en el ambiente laboral puede propiciar el consumo de mayores cantidades de alcohol.

    Compartir:

    Llevar un ambiente laboral, cordial y ameno no siempre es tan sencillo, según una investigación que está por ser publicada en el Journal of Occupational Health Psychology, el regalar una sonrisa o buena cara a compañeros, jefes o clientes puede tener consecuencias en nuestra salud; simular, pretender o suprimir expresiones que denoten emociones hace que las personas beban más alcohol.

    En la investigación titulada ‘When are fakers also drinkers? A self-control view of emotional labor and alcohol consumption among U.S. service workers’ (¿Cuándo los falsos son también bebedores? Una perspectiva de autocontrol del trabajo emocional y el consumo de alcohol entre los trabajadores del sector de servicios en Estados Unidos), se analizaron datos de 1,592 sujetos, con un trabajo que implica el contacto con otros individuos. A los sujetos investigación se les cuestionó ¿Cuántas veces al día tenían que fingir sonrisas?, al mismo tiempo ¿Cuánto bebían después del trabajo y qué tan impulsivos se consideran?.

    Gracias a los análisis realizados en las respuestas de los sujetos, hallaron una correlación entre el número de veces que tenían que fingir emociones y la cantidad de bebidas alcohólicas que consumían.

    La investigación arrojo como resultado también que el efecto es más fuerte en labores cuyo contacto es con clientes y público, y por otro lado el efecto disminuye con aquellos que están en contacto con pacientes, estudiantes y clientes.

    Compartir:
    Comentario anónimo
    Comentar vía Facebook

    is loading comments...