Consumo de bebidas alcohólicas y otras sustancias afectan productividad laboral

    Uno de cada tres mexicanos de entre 12 y 65 años consume alcohol con patrones de riesgo, existen 17 millones de fumadores activos y más de medio millón de personas dependen de alguna droga ilícita

    Compartir:

    Además de causar muertes prematuras, estrés, discapacidad por accidentes y enfermedades como la cirrosis hepática, el consumo excesivo de bebidas alcohólicas y otras sustancias también afecta la productividad y la competitividad laboral, por lo que se requieren protocolos de atención para prevenir factores de riesgo en los centros de trabajo.

    Así lo expuso el secretario general de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), Isaías González Cuevas, quien dijo que esta central obrera buscará nuevos acuerdos con el gobierno federal y los representantes del sector patronal para prevenir las adicciones, proteger la salud mental y el bienestar de la clase trabajadora.

    Refirió que de acuerdo a la Comisión Nacional contra las Adicciones, uno de cada tres mexicanos de entre 12 y 65 años consume alcohol con patrones de riesgo, existen 17 millones de fumadores activos y más de medio millón de personas dependen de alguna droga ilícita.

    En entrevista, dio a conocer que propondrá reuniones de trabajo para analizar las propuestas que permitirían establecer protocolos de atención y diversas estrategias para prevenir los factores de riesgo psicosocial que llevan a los trabajadores a recurrir al uso de este tipo de sustancias.

    Anunció que para detectar los problemas que padecen los trabajadores afiliados a esta central obrera se realizarán encuestas para conocer la incidencia del consumo de sustancias adictivas, a fin de dimensionar el problema y aplicar las estrategias adecuadas para enfrentar estos padecimientos.

    El senador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) señaló que en los sectores restaurantero y transportista, así como en la industria de la transformación, se ha detectado el mayor número de trabajadores con problemas de adicción por su constante contacto con solventes, químicos y tinturas.

    Pidió el apoyo de las organizaciones sindicales y del gobierno para que, a través de los Centros de Integración Juvenil y de organizaciones civiles, se fortalezcan los programas de prevención de adicciones y se brinde una atención adecuada a los trabajadores con adicciones.

    “Vamos a multiplicar los foros y talleres sobre prevención de adicciones en todas las sedes de la CROC, para que los trabajadores y sus familias conozcan sobre los riesgos, daños y consecuencias del consumo de estas sustancias adictivas, además de promover una cultura de la salud entre nuestros agremiados”, dijo.

    González Cuevas mencionó que establecerán convenios con centros de rehabilitación en los lugares donde se detecte un mayor número de trabajadores con problemas de adicciones para que reciban un tratamiento profesional y se respeten sus derechos humanos y laborales.

    “Nuestro objetivo es beneficiar con este programa a más de 160 mil personas en todo el país. Por eso vamos a buscar que estas actividades preventivas se repliquen también en los espacios públicos que han sido recuperados y en las aulas donde los trabajadores toman sus clases de educación media superior”, puntualizó.

    Compartir: