Cambiar espacios urbanos genera aislamiento en personas de la tercera edad

    La demolición y la reconstrucción de nuevas casas también se tradujo en un profundo sentimiento de incertidumbre y aislamiento

    Compartir:

    Un estudio realizado por académicos de la Universidad de Manchester advirtió que la regeneración urbana, podría ser contraproducente y hacer que las personas mayores se sientan aisladas.

    A medida que las ciudades se regeneran, se construyen nuevas dinámicas sociales y espacios que pueden cambiar dramáticamente un área, por lo que cuando se realicen acciones urbanas deben ser adecuaciones “amigables con la edad’.


    La antropóloga social Camilla Lewis, realizó un estudio en East Manchester, una de las zonas más desfavorecidas del Reino Unido, para comprender cómo la regeneración local está afectando la vida cotidiana de los residentes mayores. El estudio se centró en las mujeres mayores de 50 años, quienes habían vivido en el área durante toda su vida.

    Entrevistó y observó a los residentes en lugares que incluyen un centro comunitario, un café de mercado y sus hogares.

    Según un comunicado de la Universidad de Manchester, descubrió que, a pesar de estar cerca del centro de la ciudad y beneficiarse de una inversión en su área, las personas tienden a sentirse separadas de la riqueza y la nueva identidad del resto de la ciudad.

    La demolición y la reconstrucción de nuevas casas también se tradujo en un profundo sentimiento de incertidumbre y aislamiento.

    A pesar de los ambiciosos planes del gobierno local, dijo, la reconstrucción de las casas en realidad causó una gran agitación en los lazos sociales, y las familias y los vecinos se reagruparon”, dijo Lewis.

    Comentó que muchas personas sintieron que, en comparación con el pasado, ya no existía una comunidad unida, que ya nadie cuidaba a nadie o se sentía orgulloso de su vecindario.

    El estudio mostró que para dar sentido a los cambios que se producen a su alrededor, las personas mayores comparten recuerdos del pasado con fuertes redes de apoyo. Los entornos sociales son vitales para estas redes, sin embargo, se consideró que muchos de los lugares que anteriormente habían servido como centros comunitarios, como mercados, iglesias y pubs, habían desaparecido, lo que significa que las personas ya no tenían la oportunidad de conocer a sus vecinos.

    La investigación destacó la necesidad de comprender las necesidades y expectativas de las personas mayores al desarrollar ciudades amigables con la edad, en lugar de suponer que un solo enfoque satisfará a todos.

    Los hallazgos, comentó la experta, muestran que los procesos de regeneración sólo son ventajosos para ciertos grupos, y para las personas mayores a menudo son inquietantes debido a las interrupciones en sus formas de vida anteriores e identidades locales.

    Es importante comprender la historia y la identidad de los vecindarios dentro de las ciudades, que difieren enormemente de una comunidad a otra, ya que la identidad local es tan importante para el sentido de pertenencia de las personas mayores.

    Compartir:
    Comentario anónimo
    Comentar vía Facebook

    is loading comments...