Alimentación sana disminuye síntomas de reflujo esofágico

    El especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Salvador Martínez García, señaló que también se debe evitar consumir alimentos en grandes cantidades a altas horas de la noche o antes de acostarnos, así como productos condimentados, alcohol y el tabaco

    Compartir:

    Llevar una alimentación sana y equilibrada, así como hidratarse con agua simple y realizar actividad física continua, son hábitos de un buen estilo de vida que ayudan a mantener el peso corporal y, de manera adicional, a reducir los síntomas del reflujo esofágico.

    El especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Salvador Martínez García, señaló que también se debe evitar consumir alimentos en grandes cantidades a altas horas de la noche o antes de acostarnos, así como productos condimentados, alcohol y el tabaco.

    El director de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) no. 80 del Seguro Social indicó que el reflujo gastroesofágico es una afección caracterizada por la incapacidad del esfínter esofágico inferior para retener los ácidos gástricos y hace que estos lleguen hacia el esófago.

    Añadió que de manera normal dicho esfínter permanece cerrado, pero en algunas personas el mecanismo no funciona adecuadamente por diversos factores, entre ellos los fisiológicos y los alimenticios.

    Una causa “puede ser la presencia de hernias a nivel esofágico, como las hernias hiatales, pero definitivamente el tabaquismo y el alcoholismo favorecen la aparición del reflujo”, por lo que no se recomienda fumar ni beber alcohol en personas que tienen alteraciones digestivos, dijo.

    Martínez García aclaró que el reflujo aparece a cualquier edad y se da por igual en hombres y mujeres. Los recién nacidos pueden tener este síntoma a causa de la inmadurez de sus órganos, favoreciendo el retorno de la leche materna o la fórmula que consumen, mezclada con ácidos gástricos.

    Cuando una persona come en exceso y posteriormente se recuesta, continuó, dificulta el proceso digestivo, cuya duración es de aproximadamente dos horas, además de que la posición del cuerpo facilita el desplazamiento del reflujo por el esófago e incluso la garganta.

    Por tanto, recomendó a la población acudir con su médico familiar para obtener recomendaciones que mejoren su estilo de vida, así como solicitar una consulta de valoración en caso de que se presente reflujo esofágico de manera constante.

    Compartir:
    Comentario anónimo
    Comentar vía Facebook

    is loading comments...