Última actualización: hace 3 horas

La NASA retransmite en directo el paso del cometa ISON junto al Sol

La comunidad científica está dividida entre los que piensan que el cometa se desintegrará y los que defienden que sobrevivirá

por el

imagen1

La televisión de la NASA retransmite, este jueves, en directo el paso del cometa ISON junto al Sol. El que puede ser uno de los acontecimientos científicos más importantes del año, se podrá seguir a través de la web www.nasa.gov entre las 19.00 y las 21.30 horas (hora española).

Durante ese periodo de tiempo, la roca pasará a tan solo 1,1 millones de kilómetros por encima de la superficie del Sol en una maniobra cósmica que científicos de todo el mundo han estado anticipando desde el descubrimiento del cometa, en septiembre de 2012. Ahora se esperan las consecuencias de este paso. Si ISON se desintegra o sobrevive y se convierte en el objeto más brillante que se haya visto desde la Tierra, hasta ahora.

En el caso de que esto ocurra, a principios de diciembre, se podrá observar la roca desde cualquier parte del planeta y a simple vista, sin necesidad de telescopios o prismáticos. A pesar de la retransmisión a través de Internet, los científicos de la NASA han asegurado que "será difícil predecir con exactitud" que está pasando durante el acercamiento al Sol.

La agencia espacial estadounidense y la Agencia Espacial Europea (ESA) han puesto a sus diferentes misiones, dedicadas a estudiar al astro, a grabar todo el proceso, con el fin de obtener toda la información posible sobre el cometa.

ISON está haciendo su primera visita al interior del Sistema Solar desde la lejana y gélida Nube de Oort. Los científicos señalan que es un cuerpo relativamente prístino, de ahí que su estudio podría revelar numerosos datos sobre el Sistema Solar, sobre cómo se creó y cómo ha evolucionado hasta la formación de planetas.

"El cometa ISON es una reliquia", ha apuntado desde la NASA, que lo ha comparado con un hueso de dinosaurio de la formación del Sistema Solar. "Se necesitan cometas para construir los planetas, y este cometa ha estado en el congelador en la Nube de Oort desde hace 4.500 millones de años", destaca la agencia.

No hay comentarios. Los comentarios están cerrados